Sánchez acudirá al Congreso el miércoles al debate de la moción de censura de Vox

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene previsto acudir el próximo miércoles día 21 al debate la moción de censura de Vox que se celebra a partir de las 9.00 horas en el Congreso, según informan fuentes de Moncloa a Europa Press.

La revista de información financiera y de negocios Forbes ha anunciado este viernes que el jefe del Ejecutivo iba a inaugurar el miércoles, a la misma hora, la tercera edición del ‘Forbes Summit Reinventing Spain’. Sin embargo, las fuentes consultadas explican que Sánchez estará en el Congreso y que, por lo tanto, la inauguración de ese foro podría hacerse de forma telemática.

El debate de la que será la quinta moción de censura de la democracia comenzará a las 9.00 horas con la intervención del diputado de Vox y candidato en la próximas elecciones catalanas, Ignacio Garriga, para defender la moción y, posteriormente, tomará la palabra Abascal, como candidato a la Presidencia del Gobierno.

Lo habitual en las últimas mociones de censura que se han debatido en el Congreso ha sido que el presidente del Gobierno asistiera, al menos, a la presentación de la iniciativa por parte de sus impulsores, y debatiera después con el candidato. Sin embargo, es cierto que no está obligado, según el reglamento del Congreso. De hecho, es el Ejecutivo quien decide cuál de sus miembros interviene en el debate.

En las dos últimas mociones de censura –tanto la que presentó sin éxito Podemos en 2017, como en la que impulsó Sánchez en 2018, que sí salió adelante–, el entonces presidente del Gobierno Mariano Rajoy se encargó de debatir tanto con el líder del partido morado, Pablo Iglesias, como con el actual jefe del Ejecutivo y entonces líder del PSOE.

Eso sí, en la última moción Rajoy no presenció todo el debate, ya que tras finalizar su rifirrafe con Sánchez, y poco antes de confirmarse que los votos del PNV permitirían el triunfo de la moción, abandonó el Hemiciclo y ya no regresó. En su asiento solo quedó el tan fotografiado bolso de la entonces vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

La estrategia que ha seguido hasta el momento el Gobierno respecto a la moción de censura de Vox ha sido restarle toda la importancia posible, conscientes de que no va a salir adelante ya que está muy lejos de la mayoría absoluta que se necesita para prosperar.

La portavoz del Ejecutivo y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, dejó claro el martes que esta iniciativa, que se debatirá a lo largo del miércoles 21 y el jueves 22, no va a suponer «ninguna afectación a los planes» del gobierno de coalición.

De hecho, el Gobierno llevas días haciendo hincapié en que para lo único que va a servir es para poner «en un aprieto» al Partido Popular, por el «seguidismo» que, a su juicio, está haciendo al discurso y los «llamamientos guerracivilistas de los de Santiago Abascal. «No son más que los teloneros de la moción de censura de Vox», les espetó el ministro de Sanidad, Salvador Illa, a los ‘populares’ este jueves en el Congreso.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar