Felipe VI debió asistir a la entrega de despachos de jueces

Una nota de prensa publicada en la página web poderjudicial.es el pasado martes 22 de septiembre indicó que “el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, presidirá el próximo viernes 25 en la Escuela Judicial, en Barcelona, la entrega de despachos a la LXIX promoción de la Escuela Judicial, formada por 29 hombres y 33 mujeres que recibirán el documento que acredita su nombramiento como miembros de la Carrera Judicial y, con ello, quedarán investidos de la potestad de juzgar y hacer ejecutar lo juzgado”. Finalmente, Felipe VI se ausentó de un acto al que había asistido cada año como monarca y titular de la Corona.

Se comenta que la falta de asistencia de Felipe VI se debió a presiones del Gobierno, que no autorizó la presencia del monarca, algo que se puede deducir de las manifestaciones de Pablo Iglesias y Alberto Garzón cuando tuvieron noticias de la llamada que el propio Felipe VI hizo a Carlos Lesmes para felicitar a los nuevos jueces y comunicar que le habría gustado acudir a la ceremonia. Además, se puede inferir la intromisión del Gobierno en la Corona porque se sabe que esa manera de obrar es una buena forma de contentar a los partidos políticos independentistas, cuyos votos son necesarios para poder aprobar los Presupuestos Generales del Estado que se esperan para el año 2021. También es cierto que Unidas Podemos quiere acabar con la monarquía en España y, para conseguirlo, es bueno comenzar por esconder a la Corona para restarle visibilidad.

Que Felipe VI acuda a la entrega de despachos de jueces y magistrados es algo lógico, pues, por el artículo 117.1 de la Constitución, “La justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey por Jueces y Magistrados integrantes del poder judicial, independientes, inamovibles, responsables y sometidos únicamente al imperio de la ley”. Como ejemplo para ver la incidencia de esta norma, se puede exponer que las ejecutorias, que son documentos públicos y solemnes en los que se consignan las sentencias firmes, se ejecutarán en nombre del Rey por el artículo 245.4 de la Ley de Orgánica del Poder Judicial.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar