El delegado del Gobierno ha insistido en el beneficio directo a mas de 105.000 gallegos

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada ha celebrado la aprobación de un Real Decreto-ley sobre medidas sociales en defensa del empleo. Varias de sus medidas llegan del III Acuerdo Social en Defensa del Empleo entre el Ministerio de Trabajo y Economía Social y el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social y Migraciones, los representantes de las organizaciones sindicales CCOO y UGT y los representantes de las organizaciones empresariales CEOE y CEPYME.

El consenso entre el Gobierno y los agentes sociales sirve para prorrogar los beneficios de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta el próximo 31 de enero de 2021, pues el plazo inicial finalizaba hoy. Además, se mantiene el importe de las prestaciones y la percepción de estas no computará a efectos de futuras percepciones.

A principios de este mes eran 27.052 las personas en situación de ERTE en Galicia, de las que 12.121 correspondían a la provincia de A Coruña; 9.209, a Pontevedra; 3.040, a Ourense; y 2.682, a Lugo. Los datos están lejos del inicio de la pandemia, cuando el Gobierno abonó 238 millones de euros a principios de mayo correspondientes a 272.749 prestaciones por este concepto.

También los beneficios para personas autónomas se prorrogan hasta el 31 de enero de 2021. A principios de septiembre eran 88.639 las profesionales de este sector con la actividad suspendida en Galicia. Corresponden 37.262 a A Coruña, 30.358 a Pontevedra, 10.538 a Lugo y 10.481 a Ourense. El Ejecutivo ya ha abonado unos 300 millones de euros a este colectivo en la Comunidad desde el inicio de la pandemia.

El escudo social del Ejecutivo busca el mantenimiento del empleo, por lo que establece un nuevo periodo de seis meses de protección de los puestos de trabajo. Para ello adopta diferentes medidas, entre las que se incluye la protección para los fijos discontinuos.

Estas medidas se enmarcan en la apuesta del Gobierno por establecer un escudo social frente a la COVID-19. Es la primera vez que se aborda una crisis con inyección de fondos en lugar de recortes. Viene a complementar otras medidas previas para combatir la falta de liquidez, como los ERTE, las ayudas para personas autónomas o el Ingreso Mínimo Vital.

Las aportaciones económicas directas del Gobierno han tenido impacto en Galicia a alrededor de 400.000 personas. También hay partidas directas de inyección de liquidez pública, como el reparto de fondos para servicios sociales, los entregados de manera directa a sanidad o los dados a la Xunta a los que se sumarán nuevos repartos de sucesivas partidas para afrontar los gastos derivados de la pandemia.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar