Feijóo lamenta el legado de «división» de Torra y apela ante las elecciones catalanas

El presidente de la Xunta y líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha lamentado, tras la inhabilitación de Quim Torra, el «legado» de «división» y de decisiones «ilegales» que deja el mandatario catalán, al tiempo que ha defendido que, con las elecciones a la vista, se abre «un horizonte de esperanza» para la autonomía.

«Espero que Cataluña vote por Cataluña», ha apelado Feijóo, en declaraciones a los medios en un acto en Santiago, en el que ha remarcado que «el expresidente de la Generalitat» y él tienen «un planteamiento bastante distinto de la política», ya que él entiende que su principal objetivo es que «el pueblo al que sirve se mantenga unido».

«Y lamentablemente Torra deja como legado un pueblo enfrentado entre sí, la mitad del pueblo catalán contra la otra mitad», ha contrapuesto.

Así, Feijóo ha remarcado que Torra se va «por sus decisiones continuadas y constantes ilegales». «No por sus pensamientos políticos, si no por sus decisiones ilegales», ha subrayado, antes de defender que en España «las libertades políticas están garantizadas», pero las decisiones deben «ajustarse a la ley y al derecho».

«Y cuando un presidente de una comunidad es de forma continuada y constante advertido de que sus decisiones son decisiones en contra de las leyes, parece que quiere dejar como legado un incumplimiento sistemático de la ley y una división en su pueblo», ha lamentado.

«ESPERANZA» ANTE LAS ELECCIONES

Dicho esto, ha subrayado que con las elecciones autonómicas catalanas «se abre un horizonte de esperanza». «Y en las elecciones autonómicas catalanas espero que Cataluña vote por Cataluña, por la unidad del pueblo catalán, por recuperar la competitividad de su economía y la reputación del pueblo de Cataluña», ha apelado.

A renglón seguido, se ha reafirmado en que el «legado» de Torra no es para «sentirse orgulloso» porque es «el legado del incumplimiento sistemático de las leyes, de la división entre el pueblo catalán y de incumplimiento por parte del presidente de la Generalitat de las leyes de Cataluña».

CATALUÑA «NO TIENE NINGÚN ENEMIGO»

Por último, ha proclamado que Cataluña «no tiene ningún enemigo». «Los únicos enemigos de Cataluña son la covid y la crisis económica; los gallegos, los andaluces, los vascos y los valencianos no somos los enemigos de los catalanes, al contrario. Cataluña es nuestro país porque forma parte de nuestra nación, que es España», ha esgrimido.

«Lamento esta forma de despedirse de la política, pero me siento satisfecho de que todos los presidentes de comunidades seamos iguales porque somos ciudadanos y en España todos los ciudadanos son iguales ante la ley», ha zanjado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar