El Tribunal Supremo confirma la inhabilitación de Quim Torra

El presidente de la Generalitat inhabilitado, Quim Torra, ha pedido que las próximas elecciones en Cataluña sean «un nuevo plebiscito y un nuevo mandato que confirme el referéndum del 1-O».

Lo ha dicho una declaración desde la Galeria Gótica del Palau de la Generalitat acompañado de los consellers después de reunirse con el Govern tras haber recibido la notificación de la sentencia que le inhabilita.

Torra ha llamado a los catalanes a escoger entre democracia y liberta o represión e imposición, «entre la república catalana del compromiso cívico o la monarquía española de las banderas y el ejército».

Considera que esas elecciones deben ser un punto de inflexión: «No tenemos miedo de las urnas, al revés, queremos contarnos tantas veces como sea necesario. Queremos que la ciudadanía se exprese siempre, queremos la independencia, queremos ejercer la autodeterminación, pero sobre todo queremos una democracia de calidad para nuestro país. Tendremos la ocasión de avanzar en esta dirección en unas elecciones que se celebrarán de aquí a pocos meses. Deben ser un punto de inflexión».

El president de la Generalitat, Quim Torra, realiza una declaración institucional horas después de conocerse su inhabilitación, en Barcelona, Catalunya (España), a 28 de septiembre de 2020. La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha dictado hoy una condena de año y medio de inhabilitación y una multa de 30.000 euros al president por desobediencia al no haber retirado del balcón del Palau de la Generalitat una pancarta en favor de los presos del 1-O antes de las elecciones del 10 de noviembre de 2019. 28 SEPTIEMBRE 2020 David Zorrakino / Europa Press 28/9/2020

El 131 presidente de la Generalitat, que inició la legislatura manifestado su compromiso con el derecho de autodeterminación de los catalanes, ha asumido que en su mandato no ha conseguido avanzar en ese objetivo como a él le habría gustado.

«Que no hayamos avanzado como yo habría querido para hacer efectivo el mandato del referéndum del 1-O, que no hayamos avanzado lo suficiente, no significa que no hayamos hecho trabajo. Lo hemos hecho y mucho, y en un contexto muy difícil», ha apostillado.

Ha confesado sentirse orgulloso de haber «acompañado tanto como se ha podido y sabido a todos los represaliados ante la vorágine autoritaria del Estado» y también de haber estado al lado de los más vulnerables.

«JUICIO EN EUROPA»

Ha afirmado que Cataluña no tiene instituciones fuertes pero sí una sociedad viva y dinámica, y ha apuntado que una de las conclusiones a las que ha llegado en su mandato es que «uno de los obstáculos para la independencia es la misma autonomía».

Por eso, ha advertido de que «la única manera de avanzar es a través de la ruptura democrática, como el 1-O, el 3-O y el 27-O, la única garantía de dejar atrás al régimen del 78 es el movimiento independentista catalán y la única garantía del movimiento independentista catalán es la ciudadanía comprometida y organizada», ha añadido Torra.

«Unos jueces han decidido que no puedo ser más el presidente de Cataluña. Quiero deciros que ninguna ley injusta o aplicada con finalidad de venganza debe poder derrotar la democracia y os aseguro que las irregularidades cometidas para tumbar a un nuevo presidente tendrán su juicio en Europa, el único sitio donde podemos encontrar justicia los independentistas catalanes», ha reivindicado.

«SOIS LA ÚNICA ESPERANZA»

En su discurso, Torra se ha dirigido a la población catalana, a la que ha alabado y ha dicho que puede hacer todo lo que proponga: «Sois la única esperanza de salir del pozo en el que nos quiere poner una y otra vez el Estado español».

Ha reconocido que durante su Presidencia no ha logrado su principal objetivo de hacer efectiva la independencia de Cataluña: «Yo no he podido avanzar más», aunque ha reiterado que estaba dispuesto y preparado para asumir las consecuencias que fueran necesarias.

Por eso, ha emplazado a los partidos y entidades independentistas a recuperar la generosidad y el espíritu que permitieron el 1-O, ya que considera que el objetivo común de la república catalana es más importante que los intereses particulares: «La represión nos quiere entretenidos en las diferencias y la discordia».

Así, ha llamado a la ciudadanía a luchar por la independencia: «Podemos hacer realidad nuestro sueño, tenemos la fuerza para hacer realidad nuestro sueño. Si tenemos claro que el poder está en cada uno de nosotros, tenemos que ir todos juntos».

«Empujad, gracias por hacerlo. Continuemos adelante, siempre adelante, por Cataluña y por la vida», ha añadido.

«Si queremos, podemos. Nosotros sí que si queremos podemos. Pero tenemos que tener claro el objetivo y no abandonarlo nunca», ha dicho Torra tras una legislatura en la que se han hecho evidentes las diferencias estratégicas entre los diferentes partidos que defienden el proyecto independentista.

Torra ha insistido en que su labor se ha centrado en la lucha contra la pandemia y ha agregado: «Ninguno de nosotros, ningún independentista, no ha querido aprovechar esta desgraciada pandemia para sumar apoyos a la causa de la independencia, como otros lo han querido aprovechar para hacer un llamamiento a la unidad de la patria española».

A lo largo del discurso, que ha terminado con una ovación por parte de los consellers y el resto de asistentes, ha reiterado en que su Ejecutivo ha luchado para gestionar la crisis sanitaria «sin recursos ni herramientas» y ha asegurado que si hubiera presidido un estado independiente lo habría podido hacer mejor.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar