As Pontes considera que el plan presentado por Endesa «desvirtúa» la importancia de la central

El Ayuntamiento de As Pontes (A Coruña) considera que el plan presentado por Endesa para el desmantelamiento de la central térmica «desvirtúa y aligera» el impacto que tendrá su cierre para el municipio y la comarca.

Así figura en las alegaciones presentadas por el ente municipal que dirige el regidor Valentín González Formoso al proyecto de evaluación ambiental para el cierre de la central.

Central térmica de As Pontes (A Coruña)

El documento ha sido elaborado por técnicos y expertos municipales y demanda que el plan de desmantelamiento de la térmica sea autorizado a través de un procedimiento ordinario y no simplificado.

«El plan presentado por Endesa desvirtúa y aligera el impacto que el cierre de la central térmica tiene sobre nuestro municipio y la comarca», ha señalado la responsable de Industria del ayuntamiento, Ana Pena.

En un comunicado emitido este sábado, la concejala pone el acento en que la central de As Pontes supera los 300 megawatios y su impacto tanto laboral como económico en la comarca es de «entre 1.000 y 1.400 puestos de trabajo directos e indirectos», además de suponer «casi 7 millones de euros de recaudación en las arcas municipales» y rondar los 25 millones de euros en generación de economía en la comarca cada año.

Por ello, el gobierno local cree que Endesa «no presenta datos que cuantifiquen las consecuencias del plan de desmantelamiento que presenta».

Así las cosas, As Pontes demanda que el plan se realice a través de un procedimiento ordinario para que exista un «seguimiento exhaustivo» del proceso de cierre de la central y que se pongan sobre la mesa alternativas para la economía de la zona, que para el ayuntamiento pasan por convertir parte de la planta para dedicarla a la producción de energía eléctrica con biomasa.

Por último, el gobierno municipal también muestra sus dudas sobre el impacto que puede suponer el plan sobre el patrimonio cultural del ayuntamiento coruñés, ya que advierte que la proximidad a la planta de zonas como A Vilabella y su iglesia o la mámoa de A Mourela «las hace susceptibles de verse afectadas por este proyecto de demolición», que, según el municipio, también podría impactar en el río Eume.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar