La Xunta vigila el monte con un importante operativo de las Fuerzas Armadas

La Xunta, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el Ejército tienen “los ojos puestos en nuestra riqueza forestal”, de forma que están “vigilantes y muy atentos a lo que pasa en nuestros montes”, por lo que seguirán siendo “implacables” de cara a frenar los incendiarios y ponerlos la disposición de la Justicia.

Así lo reiteró hoy el conselleiro del Medio Rural en funciones, José González, quien supervisó en la Base General Morillo (en Figueirido, Pontevedra) el despliegue de las tropas de la Operación Centinela Gallego. Añadió además que “vamos a seguir siendo contundentes en la lucha contra los delincuentes que ponen en riesgo nuestros montes y, sobre todo, a las personas”.

El titular de Medio Rural, que estuvo acompañado por el director general de Defensa del Monte, Tomás Fernández-Couto, reiteró que la vigilancia y la disuasión constituyen una prioridad de cara a reducir la actividad incendiaria intencionada. Una acción ilegal que se pone de manifiesto -recordó- con los últimos datos sobre la nocturnidad y la existencia de varios focos simultáneos en la mitad de los fuegos registrados en Galicia en el último mes. Esto muestra claros indicios de intencionalidad, remarcó, al igual que el hecho de que los incendios se habían declarado en condiciones de temperaturas elevadas o viento fuerte.

Por todo esto, José González advirtió que se mantiene “la guardia alta”, intensificando el control sobre nuestros montes con medios humanos y materiales. En este sentido, puso en valor el dispositivo de personal que ronda los 7.000 efectivos movilizados, contabilizando tanto los medios de la propia Xunta como los de los ayuntamientos, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Ministerio de Defensa etc.

Despliegue material

Este esfuerzo, añadió el conselleiro, se apoya además en un importante despliegue material y técnico. Así, citó las 360 motobombas y la treintena de medios aéreos -a los que se suman los drones- con los que cuenta el Servicio antiincendios, así como las 120 cámaras que vigilan los montes y que monitorizan el 60% del territorio gallego. En este sentido, González destacó la colaboración de las Fuerzas Armadas a través de esta Operación Centinela, con un operativo de 27 patrullas en el territorio, para tareas de vigilancia y disuasión.

A mayores, el conselleiro del Medio Rural siguió apelando, para reforzar esta lucha, a la colaboración ciudadana, que se facilita mediante diferentes vías, como son los números de teléfono 085 para alertar de un fuego o el 900 815 085 para denunciar actividades incendiarias.

Precisamente en relación con la cooperación vecinal, José González destacó que ya está dando “grandes resultados”, como la puesta a disposición judicial de una mujer descubierta in fraganti, a punto de prender fuego y que fue retenida por los vecinos en el municipio pontevedrés de Nigrán. También hizo referencia al ingreso en la cárcel, de forma preventiva, del presunto autor de casi una docena de fuegos en el municipio ourensano de A Teixeira gracias a la intervención y a la profesionalidad de un agente ambiental del servicio antiincendios de la Xunta.

Dicho esto, el titular de Medio Rural reiteró el mensaje de tolerancia “cero” con los incendiarios, ya que -remarcó- “ponen en peligro nuestro patrimonio forestal y la vida de las personas”

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar