Casado reúne a su Comité Ejecutivo en medio del debate interno tras la victoria de Feijóo

El líder del PP, Pablo Casado, reune al Comité Ejecutivo Nacional del partido para hacer «balance de campaña» tras las elecciones vascas y gallegas, y exponer «retos de futuro», según han informado a Europa Press fuentes de la cúpula ‘popular’. La victoria rotunda de Alberto Núñez Feijóo ha avivado de nuevo el debate interno sobre la moderación y la centralidad.

La reunión del Comité Ejecutivo, es el primero que se hace de forma presencial desde que comenzó la crisis del Covid-19 y contará con la asistencia de los ‘barones’ territoriales del partido. También acudirá en esta ocasión el candidato a lehendakari de la coalición PP+Cs, Carlos Iturgaiz.

‘Génova’ decidió dejar esta reunión para el miércoles por razones de agenda, para facilitar la asistencia de sus presidentes autonómicos al homenaje por las víctimas del coronavirus que tendrá lugar este jueves. Además, se prevé que Casado retome la costumbre de almorzar con sus ‘barones’ tras la reunión del Comité Ejecutivo, según fuentes del partido.

«CELEBRAR EL TRIUNFO EN GALICIA»

La dirección nacional del PP quiere trasladar una imagen de unidad y «celebrar el triunfo en Galicia». Feijóo ha cosechado 41 escaños –el histórico del PP lo logró Manuel Fraga en 1993 con 43 escaños– y se convierte en el único presidente autonómico con mayoría absoluta.

El éxito de Feijóo y el retroceso electoral en País Vasco –donde Casado impuso a Carlos Iturgaiz frente a Alfonso Alonso y marcó la estrategia de campaña– ha resucitado el «eterno debate» sobre la moderación y la centralidad.

Tras los resultados del 12J, el andaluz Juan Manuel Moreno afirmó que Galicia «gana con Feijóo» y añadió que «su experiencia, equilibrio y moderación son el mejor aliado para afrontar con seguridad un futuro exigente». Por su parte, el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, afirmó que ganan «todos los gallegos, gana la centralidad, la experiencia y la eficacia en la gestión», al tiempo que dijo que en el País Vasco hay que «seguir trabajando para recuperar el voto centrado y defender el autonomismo útil y solidario que representa la unión de PP y Cs».

La palabra moderación fue pronunciada por más dirigentes, como el exministro de Exteriores José Manuel García Margallo o el exportavoz del PP en el Parlamento vasco Borja Sémper, quien alabó el «impresionante resultado» de Feijóo y recalcó que «la valentía de la moderación y de serlo en tiempos de ‘tipos duros’ no solo da resultado, es necesaria».

También la presidenta del PP vasco, Amaya Fernández, ha avisado tras los resultados del 12J en Euskadi que no se puede «emprender una huida hacia adelante como si nada hubiera ocurrido» y que Feijóo es un ejemplo de que «un proyecto de moderación y centralidad, pegado a la singularidad de Galicia es lo que verdaderamente aglutina el centro-derecha y se convierte en el mejor antídoto frente a los nacionalismos».

Más dirigentes del partido consultados por Europa Press se han sumado en privado a ese mensaje recalcando que «la moderación» y «jugar en el centro» debe ser el camino que elija Pablo Casado y su equipo para poder llegar al Palacio de la Moncloa en las próximas elecciones generales.

Sin embargo, en ‘Génova’ creen que se trata de un «falso» debate y recuerdan que el propio Casado ya apuntó en esa dirección en su último discurso el 8 de junio ante la Junta Directiva Nacional del PP, donde rechazó de plano que haya «un Partido Popular duro y otro blando». Entonces, ya llamó a los suyos a liderar la «mayoría centrada», con un PP «ampliado» que se convierta en esa «gran plaza mayor de la España constitucional».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar