Gonzalo Caballero aboga por «abrir las puertas» del PSdeG al «electorado moderado»

El secretario xeral del PSdeG-PSOE, Gonzalo Caballero, ha apostado este lunes por «abrir las puertas» del partido «para estar en contacto con el electorado moderado». Así, con el objetivo de analizar los resultados de las elecciones de este domingo y «revitalizar» el proyecto, reunirá a la Ejecutiva Nacional este jueves.

En una rueda de prensa en la sede de la formación en Santiago de Compostela, el líder de los socialistas gallegos ha vuelto a reconocer que los 15 diputados logrados en estas autonómicas –uno más que hace cuatro años, a falta del recuento del voto exterior–, que les coloca de nuevo como tercera fuerza, es un resultado «insatisfactorio» en vista de que el PP, capitaneado por Alberto Núñez Feijóo, ha conseguido su cuarta mayoría absoluta consecutiva.

«Asumimos el resultado de las urnas de ayer, en las que hemos avanzado pero no en la intensidad que esperábamos. La insatisfacción del progresismo gallego se da porque no hubo posibilidades para un cambio en Galicia», ha expresado, aunque ha valorado el aumento en porcentaje de apoyo, del 17,9% de 2016 al 19,4% del domingo.

Ahora, Caballero aboga por «revitalizar» el proyecto, empezando por la Ejecutiva Nacional del jueves, para «hacer balance» de los comicios, armar una «hoja de ruta de futuro» de cara a «conseguir que la mayoría progresista que hay en el país esté activa» y que «se pueda presentar a unas elecciones cuando estén convocadas».

«De los momentos difíciles hay que extraer lecciones y tenemos que acertar en la mejor hoja de ruta. Nuestro partido es un instrumento al servicio de Galicia y hay que mantener la actividad desde el primer momento», ha agregado.

Paralelo a ello, ha avanzado que su oposición a Feijóo, al que ya felicitó «en clave política y personal» en la noche electoral, será «leal y responsable» y estará dirigida a «dar toda su capacidad y todo su esfuerzo y trabajo» por Galicia.

Sobre cómo se ha capitalizado el voto perdido por la coalición Galicia en Común-Anova Mareas –una de las herederas del espacio de En Marea–, que se quedó fuera del Pazo do Hórreo y deja el hemiciclo con solo tres grupos políticos, Caballero ha supuesto que este electorado sufrió una «reasignación» hacia el BNG, que alcanzó los 19 diputados.

UN ESCENARIO POLÍTICO «DISTINTO»

Además, ha añadido el factor de que «la situación política del país es distinta» ahora que en el mes de marzo, antes de la pandemia de la COVID-19. Aunque el líder del PSdeG ha reivindicado el «escudo protector» puesto en marcha por el Gobierno de Pedro Sánchez, ha añadido que el confinamiento supuso «poner el contador a cero», lo que «significa que hubo que reactivar al electorado en una situación muy compleja».

Así, ha recordado que la cabeza de lista por Lugo y secretaria provincial de los socialistas, Patricia Otero, «no pudo salir a hacer campaña» por encontrarse confinada en el municipio de Burela los últimos días debido al rebrote de coronavirus registrado en A Mariña. «Hubo que hacer una precampaña y una campaña en una situación que siempre supimos que eran distintas», ha resumido.

UN PARTIDO «MODERADO»

Preguntado sobre si faltó moderación en el discurso del PSdeG para obtener un mejor resultado, Caballero ha explicado que dirige un partido «en el centro-izquierda» y «moderado»: «Necesitamos abrir nuestras puertas para estar en contacto con el electorado moderado, centrista».

Ante su «insatisfactorio» estreno como candidato a la Xunta, el líder del PSdeG-PSOE ha asegurado que siente «el apoyo muy fuerte» de la dirección federal del partido y de «la militancia». De hecho, ha recordado que fueron las bases las que en 2017 lo eligieron como secretario xeral para dirigir una organización sumida entonces «en una situación compleja» y «frágil», bajo la dirección de una comisión gestora.

Por eso, ha dicho que le corresponde a él «gestionar estos momentos de dificultad» y «estar a la altura de las circunstancias». «La militancia del PSOE me dio un apoyo amplio para dirigir este partido durante cuatro años y mi responsabilidad es cumplir esta tarea en estos momentos en que los resultados no son los que queremos tener», ha insistido.

En este contexto, y en la misma línea en la que se pronunció el domingo tras conocer el escrutinio, ha prometido que «va cumplir su mandato» en la Secretaría Xeral –hasta 2021– «con dedicación plena»: «Yo soy un instrumento al servicio de Galicia y del PSdeG, no tengo ninguna aspiración por encima».

Finalmente, preguntado sobre si ya ha podido mantener una conversación con el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, Caballero ha preferido mantener las conversaciones en privado y se ha limitado a responder que tiene comunicación «fluida» con la dirección federal, de la que siente su «apoyo».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar