Represión récord a los cristianos

Avalando cuanto comentábamos el domingo pasado, pondremos hoy las cifras escalofriantes de cristianos muertos por su fe en el mundo actual. Más que en en el Coliseo. Según la organización Puertas Abiertas, más de 3.000 personas murieron en 2017 a causa de su fe, con un incremento de más del 50% respecto al año anterior. En pleno 2018, ser cristiano en algunos países puede significar vivir en la clandestinidad total o directamente penas de cárcel. En algunas partes del mundo el derecho a la libertad de culto se reprime y se castiga. Aunque resulte sorprendente, ante algo tan personal e íntimo como es la religión, hay quienes ponen en riesgo su vida por su fe.

Uno de cada doce cristianos en el mundo sufre persecución, según este informe anual. Alrededor de 215 millones de personas son oprimidas por su fe. Por otra parte, la cifra de cristianos asesinados por sus creencias religiosas este año ha subido hasta 3.066, dos de ellos en Alemania (refugiados cristianos). Aunque desde la ONG explican que el año anterior la cantidad de fallecidos fue muy inferior a la de años anteriores.

Así, 2.000 personas fueron asesinadas en Nigeria, país en el que más muertes se han registrado. El aumento “no sólo se debe al grupo yihadista Boko Haram, sino también a los ganaderos-pastores fulani, que están atacando a las comunidades cristianas en el centro del país”. En la República Centroafricana murieron 500 personas, la mayoría a manos de los rebeldes ex Seleka. En la República Democrática del Congo, la cifra de fallecidos desciende, con 136 asesinados. El cuarto país más mortífero para los cristianos es Egipto.

Los ataques contra iglesias coptas por parte de grupos fieles al Estado Islámico así como asesinatos a bocajarro por parte de islamistas individuales han marcado la realidad de estos cristianos, que suponen el 10% de toda la población egipcia (unos 950.000), y la mayor comunidad cristiana de todo Oriente Medio. La mayoría de los ataques son en el Sinaí, por el grupo terrorista Wilayat Sinaí. Las víctimas fueron degolladas y, en plena Semana Santa, dos iglesias coptas sufrieron ataques con explosivos y 45 personas perecieron y unas 80 resultaron heridas.

En China, 134 personas fueron arrestadas por razones relacionadas con la fe. En Cuba, “el régimen ha arrestado, oficialmente, a 119 cristianos y procesado a otros cinco”. En Pakistán, las leyes de blasfemia hacen que los cristianos tengan muchas posibilidades de ser detenidos; el año pasado, 110 personas fueron asesinadas. 

El informe se fija en la violencia en las cárceles. Corea del Norte y Afganistán son los países que encabezan la lista. Hay 300.000 cristianos norcoreanos, “todos ellos clandestinos por miedo a no terminar en campos de prisioneros o muertos”. Y son los propios hijos los que denuncian a sus padres a las autoridades norcoreana. Diez países son de “persecución extrema”: Afganistán, Somalia, Sudán, Pakistán, Eritrea, Libia, Iraq, Yemen, Irán e India. Tanzania, que deja de estar en la lista, y Siria desaparecen de los diez primeros puestos debido a la reducción de los yihadistas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar