Confrontación entre oposición y PP para hablar de Alcoa en un debate político

La Diputación Permanente del Parlamento de Galicia ha acogido este jueves un debate en el que la oposición solicitaba que acudiese el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para abordar la situación de Alcoa y las medidas previstas por el Gobierno gallego ante el anuncio de despido de más de 500 trabajadores. La Cámara ha guardado un minuto de silencio por las víctimas del coronavirus.

Aunque ya estaba prevista la comparecencia del conselleiro de Industria, Francisco Conde, para tratar esta cuestión, toda la oposición reclamó que fuese el máximo mandatario autonómico, lo que convirtió el hemiciclo en un rifirrafe entre la bancada de la izquierda y la derecha con pinceladas electorales, en plena precampaña para las autonómicas del 12 de julio.

En el debate, Gonzalo Caballero (PSdeG), Luca Chao (Común da Esquerda), Ana Pontón (BNG) y Davide Rodríguez (En Marea-Grupo Mixto) acusaron a Feijóo de estar «ausente» en un tema clave para el país y de hacer «escapismo» mientras que ha estado «omnipresente» en los medios públicos gallegos durante estos meses, haciendo «campaña» electoral. El encargado de darle la respuesta ha sido el secretario xeral del PPdeG, Miguel Tellado, que arremetió contra ellos acusándoles de «vanidades» y de ir al Parlamento a reclamar «minutos de televisión», lo que le costó en la réplica de la oposición que le devolviesen esas mismas acusaciones.

Tellado acusó a la oposición de llevar «dos meses y medio en permanente campaña electoral», lo mismo que el resto de los grupos sostienen del presidente de la Xunta. «Reprobamos su ausencia», dijo el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, un suspenso que también otorgaron el resto de parlamentarios de la oposición.

«OMNIPRESENTE EN LOS MEDIOS»

En su intervención, Gonzalo Caballero ha reclamado que «exista alguien al frente del timón» y ha lamentado que Galicia tenga «un omnipresente Feijóo en los medios de comunicación públicos, pero ausente a la hora de dar explicaciones, venir a debatir al Parlamento y dar respuestas a los problemas de este país».

Caballero ha recriminado que Feijóo «prefiera convertirse en un mero espectador antes que dar respuesta» y le ha exigido que «comparezca y no se esconda ni huya» del Parlamento. Asimismo, le acusó de haber «incumplido» el acuerdo de asistir cada dos semanas a la Cámara gallega, que suscribieron todos los grupos en época de pandemia, pero que se supeditó a la convocatoria de elecciones (con lo que de facto solo se hizo efectivo en una ocasión, ya que no hubo acuerdo durante dos meses).

Mientras, la portavoz en el debate de Común da Esquerda, Luca Chao, comenzó parafraseando el microrrelato de Augusto Monterroso, para decir «cuando despertó, Feijóo aún estaba en la TVG». Así, acusó al mandatario autonómico de «seguir en la televisión pública pero acudir muy poco al Parlamento».

De hecho, le afeó que, mientras que se celebró un pleno de la Diputación Permanente, el propio mandatario autonómico comparecía en rueda de prensa y anunciaba que citaría a los grupos políticos al día siguiente para abordar la fecha electoral, una reunión que desembocó en la convocatoria unos días más tarde. «En lugar de venir a este Parlamento, prefería anunciar elecciones. He aquí las prioridades de Feijóo», ha reprochado.

Luca Chao ha lamentado que «mande a cualquiera para dar la cara» al Parlamento y ha avanzado que también reclamarán que acuda a la Cámara para hablar del «maltrato, abandono y manipulación de la televisión pública».

«LE IMPORTA UN PITO»

Por su parte, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha lamentado la «ausencia» de Feijóo y le ha reprochado que el día en que se conoció la noticia «lo único que hizo fue poner un tuit» y «echar balones fuera», pero desde entonces no se ha reunido con las personas afectadas.

«Este país le importa un pito, ¿qué está haciendo ahora mismo?, ¿qué es más urgente que comparecer ante el Parlamento?», ha planteado la dirigente nacionalista, quien repasó la agenda de Feijóo desde el sábado, en la que hubo «homilía televisiva el viernes» y «homilía televisiva el domingo», en referencia a dos ruedas de prensa, un día sin agenda, dos visitas –una a hoteles y otra a una empresa de Bergondo– y un desayuno informativo con empresarios. «El jueves, el presidente ausente», ha señalado, para proponer «nacionalización de Alcoa y tarifa eléctrica gallega», pero para eso hay que tener «voluntad política y amor por este país».

Davide Rodríguez, diputado de En Marea en el Grupo Mixto, sostuvo que en esta situación «excepcional y de importancia», hubiese sido oportuna la presencia de Feijóo. «A Mariña no le merece la pena (al presidente), nos parece mal que se esconda en el telediario y no dé la cara ante la ciudadanía», ha lamentado Rodríguez, quien ha insistido en que «hoy (por este jueves) el presidente tenía que estar aquí y no buscar disculpas».

«RECLAMAN MINUTOS PENSANDO EN LA CAMPAÑA»

Como única voz que sustenta al Gobierno gallego, Miguel Tellado ha respondido al resto de portavoz, no sin antes defender el «apoyo» de los populares a la factoría de Alcoa. «Reclaman minutos de televisión pensando en la campaña electoral, pero Galicia es mucho más que los partidos y las vanidades de determinados políticos, que cree que hacer política es servir a su ego», achacó el popular.

Además, el dirigente popular recordó que antes de que la oposición pidiese la comparecencia de Feijóo, el propio Francisco Conde había hecho la solicitud propia, una hora antes en el registro de la Cámara. También defendió que el presidente de la Xunta se reunió con el comité de Alcoa el 20 de mayo, ante las críticas de la oposición por no haberlo hecho en la última semana, desde el anuncio de cierre.

«De ponerse la camiseta de Alcoa y de defender a Pedro Sánchez no se come», ha señalado en alusión a la oposición Tellado, quien se dirigió a Gonzalo Caballero para reprocharle que «defienda» al Gobierno central: «su problema es que no tiene criterio, solo un criterio partidista que lo inhabilita para la defensa de los intereses generales».

El diputado popular también acusó a los socialistas de «lavarle la cara a Pedro Sánchez» y arremetió contra el resto diciendo que están «atrapados en contradicciones y mentiras». Paralelamente, defendió que en el Gobierno de Feijóo no importa quien hable porque es un ejecutivo «solidario y unido», algo que aseguró no ocurre en el que dirige Pedro Sánchez y sus socios, de Unidas Podemos, con los que lo «apoyan gratuitamente», en referencia al BNG.

LLAMADAS AL SILENCIO

En el pleno, también tuvo que intervenir el presidente de la Cámara, Miguel Santalices, para calmar una discusión entre la diputada Luca Chao y la popular Paula Prado, enfrentamiento que no es la primera que ocurre en el hemiciclo gallego entre ellas.

Aunque el origen de la discusión no llegó a ser entendible desde los micrófonos habilitados, ni por el propio Santalices, el presidente de la Cámara llamó al «silencio» en varias ocasión y pidió calma, que es lo que «demanda la sociedad» en un momento como este. La discusión, en la que también intervino el portavoz del Grupo del PP, Pedro Puy, terminó después de que Santalices llegase a amenazar con actuar como en el «colegio», es decir, «separando» en el espacio más a ambas diputadas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar