Arrimar el hombro

No es la hora de pasar facturas. No es el tiempo de dejar al aire las negligencias registradas en el último mes ni los interminables días de confinamiento. No es el tiempo de mirar por el retrovisor de la vida cuando la España de las Autonomías, por mucho que le pese a los gobernantes separatistas catalanes, se ha unido para defenderse colectivamente y doblegar al silente bandolero en forma de virus que está llevándose fundamentalmente a nuestros mayores y ha conseguido que esta segunda década del siglo XXI pueda superar épocas tremendas del siglo pasado.
Sobrará tiempo para pasar las facturas, sobre todo las políticas, por las que tendrán que responder los dirigentes en forma de errores y empecinamientos de una serie de colectivos y de mandatarios sin experiencia de ningún tipo y sin saberse rodear de los mejores, aunque estos procedan de las filas de una formación política de distinto color y distinto modo de pensar. 
Sobrará tiempo para hacerlo. Es la hora de aunar esfuerzos, de arrimar el hombro para que entre todos podamos superar esta pandemia que doblega a los que nos tendrían que guiar en este paso del Mar Rojo, como hizo Moisés con su pueblo, y que siguen dando bandazos como un coche cuando hace aquaplanig sobre un charco de agua. Porque bandazos los están dando de forma ostentosa y muy peligrosa para la convivencia diaria de un pueblo que lo está dando todo, que respeta las normas, aunque en muchas ocasiones considere que las decisiones adoptadas son más que erróneas 
Soy de los que creo que el grupo asesor del presidente del Gobierno debería reconocer que la unión hace la fuerza, venga de donde venga ésta. Y que los integrantes de la oposición deberían dejar los posicionamientos políticos y partidistas y arrimar el hombro. 
Es la hora de la unidad y de mirarse en el espejo de otros países europeos donde partidos de distintas ideologías hicieron grandes coaliciones y se unieron para salir y superar una gran crisis. Eso es lo que se llama arrimar el hombro señor Sánchez, presidente del Gobierno, no lo olvide.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar