Desmantelados dos viveros artificiales para el cultivo de marihuana en Teo

La Policía Nacional ha detenido a dos varones de nacionalidad española de 41 y 68 años como presuntos responsables de sendos delitos de tráfico de drogas y defraudación del fluido eléctrico, en el marco de un operativo en el que ha desmantelado dos viveros artificiales para el cultivo de marihuana en Teo (A Coruña).

Según ha informado la Policía Nacional, la denominada ‘Operación Green’ es el resultado de «una intensa investigación, dirigida a desmantelar importantes plantaciones destinadas al cultivo de marihuana de interior», desde las que, ha matizado, se «abastecía» tanto a la ciudad de Santiago como a sus áreas de influencia

Fruto de estas investigaciones, los agentes localizaron dos chalets ubicados en el municipio de Teo en los que los detenidos habían establecido dos plantaciones de marihuana y cuyas instalaciones «estaban dotadas de los medios más sofisticados para el filtrado y extracción de gases con el fin de evitar ser detectados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad», han resaltado las mismas fuentes.

REGISTROS

En los registros domiciliarios realizados los investigadores comprobaron como cada uno contaba con «diferentes salas en función del grado de crecimiento de las plantas, así como otra destinada al secado de las mismas», ha apuntado la Policía.

«La magnitud de las instalaciones se refleja en los numerosos efectos intervenidos por los agentes, entre los que destacan 90 lámparas de calor, 10 termostatos de temperatura y humedad, cuatro filtros catalizadores industriales, 10 extractores de aire industriales, un extractor industrial específico para el polen de cannabis, 36 ventiladores, 49 transformadores, 12 cebadores, dos depósitos de 200 litros cada uno con instalación de riego automático y dos deshumidificadores», ha concretado la Policía.

Asimismo, los agentes de la comisaría compostelana intervinieron, han subrayado las mismas fuentes, «una importante cantidad de marihuana», sobre de 16 kilogramos «ya dispuesta en cogollos listos para su embolsado y posterior distribución».

CONFINAMIENTO

Los investigadores estiman que la razón por la que «esta importante cantidad de marihuana se encontraba almacenada» tiene su explicación por la situación de confinamiento motivada por la crisis de la COVID-19, ya que, han aclarado, «lo habitual es que en estos centros de cultivo se distribuya rápidamente la marihuana recolectada y así dificultar o evitar la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad».

Además de estos 16 kilogramos, se intervinieron otros cuatro kilogramos de ‘picadura de marihuana’, 632 plantas en diferentes fases de crecimiento, así como 200 gramos de ‘polen de cannabis’, además de diferentes útiles, tales como balanzas para el pesaje, una envasadora al vacío, un ordenador portátil, una pistola detonadora y 2.400 euros en efectivo.

La investigación ha sido realizada por funcionarios adscritos al Grupo de Estupefacientes de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Santiago de Compostela y los detenidos puestos a disposición de los Juzgados de Instrucción número 1 y 2 de Santiago de Compostela.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar