Sánchez convoca a los partidos a una reunión la semana próxima sobre los nuevos Pactos de la Moncloa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, convoca a los partidos a una reunión la semana próxima para evaluar la posibilidad de ir ahormando un gran acuerdo de país como el de los Pactos de la Moncloa que permita hacer frente a la crisis económica y social que se viene encima como consecuencia de la pandemia de coronavirus. El jefe del Ejecutivo evitó hacer autocrítica de su gestión asegurando que «toda Europa llegó tarde, pero España actuó antes».

 

Sánchez ha hecho el anuncio en el debate en el Pleno del Congreso de los Diputados que ha de autorizar la prórroga del estado de alarma hasta el 25 de abril inclusive. El jefe del Ejecutivo ha solicitado a la oposición en reiteradas ocasiones en su primera intervención «unidad y lealtad» y ha reclamado al principal partido de la oposición, PP, que aprenda de la responsabilidad que está demostrando, a su juicio, la oposición de derechas portuguesa o el nuevo líder laborista británico, que han ofrecido su apoyo sin reservas al Gobierno.

«Todos estamos llamados a esos pactos. ¿Están dispuestos? Yo lo estoy», ha exhortado a los diputados. Sánchez ha reiterado que su oferta está abierta a todos aquellos dispuestos a «arrimar el hombro» y ha defendido que estos pactos de Estado cuenten con la participación de los agentes sociales y las Comunidades Autónomas.

Sánchez ha intentado rebatir los argumentos del PP, que recela de la verdadera intención de Sánchez con esta iniciativa, a la que ha llegado a tildar de «cortina de humo» para ocultar su gestión de la emergencia sanitaria, que acumula a juicio de los ‘populares’ reiterados errores.

«Si nuestros sanitarios combaten unidos el virus, si nuestros policías y militares dan la cara frente al virus, si nuestros agricultores y dependientes se mantienen en sus puestos frente al virus, si nuestras familias se recluyen unidas para protegerse, si la destrucción del empleo nos afecta a todos y todas, si la crisis golpea a todos sin distinguir preferencias políticas, ¿qué sentido tiene la división, a quién beneficia?», se ha preguntado el presidente.

Sánchez ha intentado a continuación disipar las dudas que los ‘populares’ han expresado en público acerca de esta oferta de nuevos Pactos de La Moncloa. «No puede implicar un cambio de régimen, 100 por cien de acuerdo. El régimen debe seguir siendo nuestra Constitución. No puede anular el control parlamentario, totalmente de acuerdo. No puede restar transparencia informativa, absoluta conformidad. Que no puede excluir a nadie, están invitados todos quienes estén dispuestos a arrimar hombro. Se desconfía de la sinceridad de la propuesta, pues la reitero de corazón en esta Cámara», ha desarrollado el presidente.

TODO OCCIDENTE LLEGÓ TARDE

Para defenderse de las críticas que ha recibido de la oposición por su tardía reacción frente al coronavirus, Sánchez ha señalado que es «evidente que todo Occidente ha llegado tarde» a esta pandemia. Ahora bien, ha puesto en valor que España ha destacado en su respuesta por haber sido el primer país de la región que decidió medidas de confinamiento con sólo 120 fallecidos; por ser el país que mayor número de test por habitante está realizando, en torno a unos 20.000 diarios, por ser la nación que más lejos ha ido en la aplicación de las medidas de aislamiento y por ser el único que informa de todos los positivos que hace, distinguiendo entre fallecidos, dados de alta, hospitalizados y en UCI.

«Ningún Gobierno puede presumir de que no haya cometido errores», ha admitido, si bien ha destacado que su Ejecutivo ha actuado siempre «de buena fe, con toda su energía y sus medios y con el consejo de los mejores expertos», ha indicado. «Toda Europa llegó tarde, pero España actuó antes», ha reivindicado, quejándose de que en nuestro país el coronavirus, a diferencia de lo sucedido en otros, ha abierto una cuarta crisis, la política, al enconar el enfrentamiento entre Gobierno y oposición.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar