La Xunta asume el Real Decreto del Gobierno central que considera no es «abrupto»

El viceprensidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha celebrado que el Real Decreto de suspensión de todas las actividades no esenciales publicado por el Gobierno no sea de «aplicación abrupta», al tiempo que ha reclamado al Ejecutivo que no haya «ninguna incertidumbre» sobre las medidas.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Centro de Coordinación Operativa (Cecop), el vicepresidente gallego ha celebrado que el Gobierno «hiciese caso de las peticiones» de la Xunta para que la orden no fuera de «aplicación abrupta», con «el cierre repentino de todas las actividades económicas», algo que «sin ninguna duda afectaría a todas las empresas».

Con ello, ha reivindicado la utilidad de la moratoria concedida por el Gobierno, tanto para las grandes empresas como para las pequeñas, que «necesitan de un periodo mínimo para proceder a este cierre». La Xunta, ha explicado, está «analizando pormenorizadamente» el Real Decreto con sus servicios jurídicos.

Rueda ha explicado que, «siendo conscientes de que es una gestión difícil» y que todas las partes buscan que «los cambios tengan los efectos deseados», es necesario que estas modificaciones «no generen más incertidumbre».

«El Gobierno central tiene que incrementar sus esfuerzos para ejecutar las decisiones que ha adoptado de la mejor forma posible, y que los ciudadanos podamos tener la plena confianza en que el Gobierno central nos lleva por el buen camino», ha dicho Rueda, que ha vuelto a reivindicar que «no haya ninguna incertidumbre» para la sociedad.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar