Un pontevedrés sobrevive tras caer desde un décimo piso

Un milagro. Así es como definían agentes policiales y vecinos lo ocurrido este mediodía en la calle Augusto García Sánchez de Pontevedra. Un hombre salió con vida tras precipitarse desde un décimo piso de un edificio de esta céntrica travesía pontevedresa. Sin embargo, pese a sobrevivir al tremendo impacto, el hombre permanecía a última hora de la tarde de este miércoles debatiéndose entre la vida y la muerte en el Hospital de Montecelo, en donde se encontraba en estado crítico.

Los hechos se produjeron al filo de la una y media de la tarde, cuando los efectivos policiales y del 061 fueron alertados de un hombre que se había precipitado desde un décimo piso en el lateral del edificio en el que está situado el conocido restaurante Román. Fuentes de la Policía Nacional y Local de Pontevedra confirmaron que,a pesar de la altura, el hombre estaba vivo cuando llegaron los efectivos de emergencia. De hecho, se sorprendieron de que se hallaba consciente y conversaba con los policías y los servicios médicos trasladados al lugar. Fue evacuado a un hospital para analizar si sufría algún tipo de lesión interna. Efectivamente, en el hospital se comprobó que su estado era muy grave. De hecho, fuentes policiales indicaban ayer que la última información apuntaba a que se encontraba en estado crítico y que era posible que no superase la operación.

Fuentes policiales, entre ellos de la Brigada de la Policía Científica de Pontevedra y también la Policía Local, confirmaron que al parecer el hombre se arrojó al vacío desde este décimo piso pero aterrizó sobre un árbol que amortiguó su caída posterior a una zona ajardinada, lo que le permitió que llegara con vida al hospital.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar