La Xunta demanda medidas que rebajen el precio de la electricidad y el estatuto electrointensivo

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, mantuvo una reunión con el comité de empresa de Alcoa para, tras valorar la situación actual del sector, demandar medidas efectivas que rebajen el precio de la electricidad y presentar alegatos al nuevo estatuto electrointensivo del Gobierno.

“Lamentablemente, según van avanzando los meses estamos cada día en una situación más delicada. Comprendemos y compartimos la inquietud del comité de empresa y de las familias”, aseveró incidiendo en que no solo se trata de un problema que afecta a los 2.000 trabajadores de la planta de San Cibrao, sino también la un conjunto de empresas en la provincia de A Coruña; “estamos hablando de un total de 5.000 familias sin viabilidad en sus puestos de trabajo en los próximos meses”.

A lo largo del encuentro, Feijóo denunció que el nuevo estatuto de las industrias electrointensivas, presentado hace una semana, en vez de ser una garantía para que estas empresas sean viables es “la sentencia clara” para que vayan cerrando de forma consecutiva. “Este estatuto es el acta de defunción de las empresas que utilizan la energía como materia prima determinante en sus costes”, abundó, refiriéndose también a la decisión del Estado de incrementar el número de posibles empresas beneficiarias pasando de 119 a 600; un incremento que favorece sobre todo a Cataluña y País Vasco y que, por el contrario, perjudica a las industrias que consumen más electricidad como es el caso de Galicia.

Sobre este punto, Feijóo recordó que Galicia lleva 11 años trabajando para que Alcoa tenga precios competitivos de la luz. Y hasta “2018 lo conseguimos”, dijo, precisando que mientras el precio de la luz hasta esa fecha estaba entre los 35 y los 37 euros por megavatio/hora, ahora está entre los 47 y los 55 euros por megavatio/hora, un precio que hace que Alcoa no sea viable.

Ante de esta situación, el titular de la Xunta aseveró que los alegatos que presentará el Ejecutivo autonómico, “coincidentes con el comité de empresa de Alcoa”, entran dentro del marco europeo y de la potestad fiscal que tiene España para regular los impuestos que gravan la energía. Al respecto, incidió en la necesidad de desarrollar una política fiscal que grave con menos impuestos a energía que consumen las empresas hiperelectrointensivas; así como establecer cuantías como las que había anteriormente en el ámbito del CO2 y en el ámbito de la ininterrumpibilidad. Unas medidas que se aplican en Francia y Alemania y que también se venían aplicando en Galicia.

“En definitiva, estamos hablando de un borrador que supone el acta de defunción de las empresas electrointensivas”, reiteró, insistiendo en que el Gobierno central tiene que dejar sin efecto este texto, “aceptar los alegatos que presentaremos el día 20 de este mes y llegar a 29 de febrero con un texto consensuado entre los trabajadores y las administraciones públicas”, concluyó.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar