La Xunta valora el compromiso de la Casa de Galicia en Montevideo

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, valoró el compromiso de la Casa de Galicia en Montevideo para ofrecer más y mejores recursos sanitarios a todos los gallegos de Uruguay, adaptados a las necesidades del momento.

Durante una visita al sanatorio social de esta institución, donde presidió la firma del acuerdo de esta entidad con la clínica oncológica Leborgne, acompañado además por cinco futuros ministros del Gobierno de Lacalle, Feijóo quiso de este modo agradecer que la fraternidad y la solidaridad sigan siendo los pilares de estos centros, como se pone de manifiesto a través de un sistema de mutuas que sigue estando vigente.

Feijóo subrayó que con este acuerdo la Casa de Galicia refrenda su voluntad de mejora constante, como se refleja a través de su sanatorio, un edificio de 14.000 metros cuadrados, distribuidos en 7 plantas y con capacidad para 380 camas.

Asimismo, destacó la vocación de esta entidad como punto de encuentro de la colectividad gallega en el país, manteniendo viva desde hace más de un siglo la galleguidad, a través de diversas actividades culturales para promover el idioma, con una biblioteca con 4.500 volúmenes, así como el baile y la música tradicional.

Esta institución cuenta en la actualidad con más de 46.500 socios, prestando servicios a cerca de 25.600 gallegos que residen en el país.

Agradecimiento por el préstamo temporal de la escultura Santa de Francisco Asorey

El presidente de la Xunta aprovechó la visita para trasladar a la Casa de Galicia en Montevideo el afecto de todos los gallegos por el préstamo temporal de la escultura Santa de Francisco Asorey, símbolo de la fortaleza de la mujer labradora que lleva casi 70 años en Uruguay y que forma parte de la exposición Galicia, un relato en el mundo, que acoge el Museo Centro Gaiás.

Después de precisar que esta exposición es la primera de las tres grandes muestras xacobeas que tendrán lugar hasta el 2021, Feijóo quiso trasladar la emoción y el orgullo porque esta emblemática escultura vuelva a estar en Galicia después de que saliese de Vigo en 1951. No en vano, la ‘Santa’ es una de las obras de arte gallegas más significativas del pasado siglo, por el potente y provocador simbolismo con el que Francisco Asorey representó a la mujer gallega, rompiendo con los códigos estéticos predominantes en la época.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar