La Xunta demolerá la estación de autobuses de Ourense para una residencia de la tercera edad

La Xunta contratará en febrero la demolición de la estación de autobuses de Ourense para facilitar la construcción de un centro público de atención integral a las personas mayores.

Estos trabajos tienen como objetivo dejar despejado el solar para permitir aprovechar este espacio con dotaciones de carácter social, en este caso una residencia de mayores.

Las obras de demolición comenzarán en verano, una vez que se finalice la construcción de la nueva estación de autobuses, y dispondrán de un plazo de unos cuatro meses.

La intervención contará con una inversión de casi 650.000 euros, que incluye la demolición y la reposición de servicios.

Los trabajos comenzarán con el desmontado de mobiliario, carpinterías, elementos de fontanería, instalación eléctrica y el resto de instalaciones. Una vez completado el desmontado de los distintos elementos, se procederá a la demolición de tabiques, pavimentos y revestimientos.

Para efectuar esta intervención se prevé principalmente el uso de retroescavadoras y grúas móviles con acoples especiales de derribo. Hace falta precisar que no se considera necesaria la realización de voladuras ni de microvoladuras.

Con las plantas baja y primera totalmente vacías, se demolerán las cubiertas y posteriormente, el resto de la estructura del edificio. A continuación, será el turno de los pavimentos y de la cimentación superficial.

Las obras incluyen el acondicionamiento posterior de la parcela y la gestión de los correspondientes residuos generados por la demolición.

Residencia de mayores

La Xunta de Galicia abrirá en esta parcela que quedará vacía un centro público de atención integral a las personas mayores que construirá y financiará la Fundación Amancio Ortega (FAO) con una inversión de 12 millones de euros.

Esta instalación permitirá poner la disposición de las familias 120 plazas residenciales públicas y supondrá la generación de alrededor de 110 puestos de trabajo vinculados la este servicio. Además, contará con una equipación de vanguardia y con servicios innovadores como las unidades psicogeriátricas, especializadas en el abordaje del Alzhéimer y otras demencias, y se prevé que las obras comiencen en el primer semestre de este año.

Esta actuación se enmarca en el acuerdo firmado con la FAO para financiar el 100% de la construcción y la equipación de siete nuevos centros públicos de atención integral a las personas mayores en las siete grandes ciudades. En su conjunto, supondrán una inversión de 90 millones de euros, con el que se creará, sin coste alguno para las arcas públicas, 900 nuevas plazas públicas de atención a los mayores.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar