Conde defiende la necesidad de apostar por iniciativas formativas

El conselleiro de Economía, Empleo e Industria, Francisco Conde, visitó las instalaciones de la Asociación de Padres de Discapacitados Psíquicos de Bergantiños (Aspaber), una agrupación fundada en 1976, y que nació para ofrecer oportunidades para la integración social y laboral de sus alumnos, así como para prestar los apoyos necesarios para asegurar la autonomía y el proyecto de vida de sus miembros.

Valiéndose del lema de Aspaber, “Aprender a hacer haciendo”, Conde destacó la necesidad de apostar por iniciativas que sirvan para mejorar la calificación profesional y la formación de las personas con diversidad funcional, facilitando su inclusión laboral gracias a itinerarios profesionales adaptados a sus necesidades y ofreciendo un respaldo institucional que garantice su desarrollo personal.

A este respeto, la Administración destinará este año cerca de 40 millones de euros a programas de orientación, formación, contratación y autoempleo de personas con discapacidad.

En este conjunto se incluye el nuevo programa de formación dual, con un presupuesto cifrado en 3 millones de euros, que permitirá desarrollar colaboraciones con 6 Centros Especiales de Empleo (CEE), incluyendo Aspaber, beneficiando la 60 personas con contratos adaptados de formación y aprendizaje de 3 años de duración. Estos contratos incluyen planes de formación específicos para asegurar la estabilidad de sus beneficiarios y para permitir la obtención de certificados de profesionalidad.

Este nuevo programa de potenciación laboral se añade a otros ya en vigor, como el programa Emprega Discapacidade, dotado con 2,2 millones de euros y que facilitará la contratación de 150 personas; o a las ayudas a 106 Centros Especiales de Empleo (CEE) dotadas con 17,2 millones para apoyar la ocupación de 2.900 personas y la creación de 80 puestos indefinidos.

De este modo, el titular de Economía, Empleo e Industria fijó como prioridad de la Xunta la inclusión sociolaboral plena de las personas con discapacidad, ofreciendo condiciones que dignifiquen y aseguren el bienestar de los gallegos y gallegas. El conselleiro llamó a poner más énfasis en la diversidad como parte de un ecosistema laboral justo y equilibrado, demostrando las ventajas de apostar por el talento inclusivo y asegurando una sociedad más justa.

Empleo inclusivo en Galicia

En el período 2014-2017, las personas con discapacidad ocupadas aumentaron en Galicia un 75,6%, más del triple del promedio nacional, hasta situarse en los 25.100 empleados. El conselleiro insistió en que el volumen de participación deseable aun está lejos, y llamó a seguir trabajando para garantizar la inclusión laboral plena de las personas con diversidad funcional.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar