Sánchez e Iglesias acuerdan formar un «Gobierno progresista de coalición»

Sánchez e Iglesias olvidan sus desencuentros y acuerdan formar un "Gobierno progresista de coalición"

Habrá “Gobierno progresista de coalición” en España. A ello se han comprometido este martes Pedro Sánchez y Pablo Iglesias con la firma del preacuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos.

En apenas 48 horas después de las eleccioens generales del domingo y con absoluta discreción, ambos líderes políticos se han comprometido a poner en marcha la nueva legislatura dejando atrás las desavenencias y desencuentros del pasado.

La firma del documento se ha llevado a cabo en el Congreso de los Diputados, en presencia de los principales dirigentes de ambos partidos que deberán ahora consensuar la formación de gobierno y negociar con el resto de grupos parlamentarios para sacar adelante la investidura de Sánchez y asegurarse los apoyos necesarios para la aprobación de los presupuestos y el resto de propuestas y reformas legislativas que nazcan de este acuerdo.

“El PSOE y Unidas Podemos hemos alcanzado un preacuerdo para conformar un Gobierno progresista de coalición que sitúe a España como referente de la protección de los derechos sociales en Europa, tal y como los ciudadanos han decidido en las urnas”, dice el documento de 10 puntos.

SÁNCHEZ E IGLESIAS, SATISFECHOS POR EL ACUERDO

En una comparecencia conjunta ante los medios, Sánchez e Iglesias han mostrado su satisfacción por este acuerdo que han conseguido cerrar en pocas horas de conversaciones y reuniones que no han trascendido a la opinión pública.

El presidente del Gobierno en funciones ha destacado la “importancia” de este pacto que ha tildado de “ilusionante” por el compromiso de ambas formaciones de “propiciar la gobernabilidad de España” y romper el bloqueo político que ha obligado a los españoles a acudir a las urnas dos veces en este último año

Sánchez ha reconocido la “decepción” que supuso para los votantes progresistas que el PSOE y Unidas Podemos no alcanzaran un acuerdo tras las elecciones del 28 de abril, pero ahora, “el proyecto político es tan ilusionante que supera cualquier tipo de desencuentro”, ha enfatizado.

El secretario general del PSOE ha puesto en valor este acuerdo que hará posible un nuevo gobierno “rotundamente progresista” no solo porque va a estar conformado por dos fuerzas de izquierdas, sino porque sus políticas servirán para “trabajar por el progreso de España”; y ha añadido que “lo único que no cabrá en el espíritu del futuro gobierno será el odio y confrontación entre españoles”.

Por su parte, Iglesias ha destacado que si en las elecciones de abril se presentó una “oportunidad histórica”, tras los comicios del 10N “se ha convertido en una necesidad histórica». El líder de la formación morada se ha jactado de que el nuevo gobierno de coalición combinará “la experiencia del PSOE y la valentía de Podemos” para trabajar por la “justicia social” y servir de “vacuna” frente a la extrema derecha.

Iglesias ha agradecido la “generosidad” mostrada por los socialistas y el haber podido dejar atrás “cualquier reproche”, que se impone ya a su juicio como “tarea histórica” y ha destacado el “honor” que le produce poder trabajar desde el Gobierno de España: “Podrá contar con toda nuestra lealtad”, ha afirmado.

La fumata blanca para un gobierno progresista no solo queda plasmada en ese documento de 10 puntos, también se ha visibilizado en los gestos y el trato que se han dispensado ambos líderes, con apretón de manos y abrazo al término de la firma, unos gestos que se han trasladado al resto de los dirigentes políticos de ambos partidos presentes en el acto.

APOYOS PARA LA INVESTIDURA

A partir de ahora, PSOE y Unidas Podemos empezarán a trabajar conjuntamente para lograr el apoyo de otros grupos a la investidura y para garantizar una mayoría parlamentaria estable y sostenida. “Es un acuerdo para cuatro años de legislatura”, ha afirmado Sánchez que también ha explicado que la estructura y pautas de funcionamiento del nuevo gobierno “se ultimarán en el momento oportuno”, si bien tendrá como ejes de actuación “la lealtad y la solidaridad”, además de elegir los “perfiles más idóneos” para cada tarea en el Gobierno.

Tanto Sánchez como Iglesias han reconocido la premura y precipitación con la que han alcanzado este pacto después del parón de meses que siguió a las elecciones del 29 de abril y que desembocó en la investidura fallida de Sánchez. En este sentido, el líder socialista ha destacado que “no hay motivos para más bloqueos”, porque “España necesita un gobierno estable y lo necesita ya”.

Entre otras cuestiones, ambas formaciones se comprometen a «garantizar la convivencia en Cataluña» y la «normalización» de la vida política fomentando el diálogo «siempre dentro de la Constitución».

LÍNEAS GENERALES DE LOS 10 PUNTOS DEL ACUERDO

1.- Consolidar el crecimiento y la creación de empleo.
2.- Trabajar por la regeneración y luchar contra la corrupción.
3.- Lucha contra el cambio climático.
4.- Fortalecer a las pequeñas y medianas empresas y a los/as autónomos/as.
5.- Aprobación de nuevos derechos.
6.- Asegurar la cultura como derecho y combatir la precariedad en el sector.
7.- Políticas feministas.
8.- Revertir la despoblación:
9.- Garantizar la convivencia en Cataluña.
10.- Justicia fiscal y equilibrio presupuestario

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar