Cementerio de El Pardo, destino final de los restos de Franco

El cadáver saldrá de su actual tumba de Estado, en un mausoleo bajo una cruz de 150 metros de altura, y será reinhumado en el pequeño cementerio de Mingorrubio, en El Pardo (Madrid), antes del 25 de octubre, a las puertas de la campaña electoral. 

Despejada la vía judicial, una vez que el Tribunal Supremo le dio la razón en todo frente a los nietos de Franco, el Gobierno evitó poner fecha al traslado del cadáver, optando por una horquilla, porque necesita «tener el Valle de los Caídos cerrado, con las condiciones técnicas adecuadas», dijo la vicepresidenta, Carmen Calvo. Aunque el límite temporal se sitúa en el 25 de octubre, lo más probable, explican en la Moncloa, es que la salida de los restos se produzca entre el 18 y el 22. El Ejecutivo quiere darse tiempo. Las actuaciones para la exhumación comenzaron ayer por la tarde, cuando el Ejecutivo cerró el Valle de los Caídos, que permanecerá así hasta que Franco haya salido. 

«Lo vamos a hacer con absoluto respeto a los restos y a la propia familia, con la discreción que corresponde –explicó Calvo-. Avisaremos con 48 horas de antelación a la familia del día exacto y la hora, para que puedan asistir si lo estiman oportuno».

Los nietos del dictador podrán estar presentes cuando se abra la tumba en el Valle de los Caídos (que a partir de entonces se deberá convertir en un lugar para «la paz, el perdón y la justicia», dijo Calvo) y también cuando los restos vuelvan a ser enterrados en la cripta de Mingorrubio. Pero no los medios de comunicación, que solo podrán tomar imágenes desde «algún lugar público» de la comitiva que trasladará a Franco.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar