Especialistas del Alzheimer abogan por iniciar el tratamiento cuanto antes

Especialistas del Hospital Vithas Fátima han puesto de manifiesto en una conferencia incluida en el ciclo Vithas Aula Salud, la importancia de un diagnóstico precoz de esta enfermedad. Esta conferencia, impartida por el neurólogo Javier Castro Dono y el psicólogo Pedro Santamaría Gargamala, forma parte de los actos conmemorativos del Día Mundial del Alzheimer que se celebra este sábado.

En su intervención, el neurólogo del Hospital Vithas Fátima Javier Castro Dono explicó qué es el alzhéimer, una enfermedad que se produce por la destrucción neuronal derivada del depósito en el cerebro de dos proteínas tóxicas (beta-amiloide y proteína Tau), y que se inicia en la gran mayoría de los casos a partir de los 65 años.

Habitualmente, el síntoma de inicio más frecuente es la pérdida de memoria reciente. Le siguen otras alteraciones en sus capacidades previas: rendimiento, lenguaje, orientación en espacio, y cambios de personalidad-conducta. El neurólogo de Vithas Fátima señaló que es una enfermedad “progresiva” ya que el acúmulo de estas dos proteínas tóxicas va aumentando con el paso del tiempo, aunque “el ritmo puede variar considerablemente de unos pacientes a otros”.

Javier Castro diferenció una primera fase de la enfermedad, denominada deterioro cognitivo leve, en la que no se puede hablar de demencia porque el paciente todavía es capaz de llevar una vida autónoma o con leves ayudas. En esta fase puede permanecer durante periodos de tiempo que varían de unos pacientes a otros, pero finalmente se entra en la fase de demencia, que empieza siendo leve y poco a poco va agravándose.

A la hora de diagnosticar el alzhéimer hay tres elementos a valorar: la historia clínica, la exploración neuropsicológica (una serie de pruebas que evalúan la memoria y las demás funciones cognitivas), y las pruebas complementarias (que en su nivel básico incluyen: neuroimagen -preferible resonancia magnética cerebral-, analítica y electrocardiograma.

Tras destacar el papel “fundamental” del cuidador, que sufre un desgaste psicológico, físico, de aislamiento y económico, Javier Castro Dono señaló que el tratamiento farmacológico varía en las distintas fases de la enfermedad. En las fases leves de la demencia (e incluso en algunos casos de deterioro cognitivo sin demencia) hay un medicamento-alimento en forma de batidos, rico en ácidos grasos Omega-3 y otros componentes de las membranas neuronales que han demostrado mejoría de la memoria a medio plazo. En las fases de demencia leve y moderada se utilizan un grupo de fármacos llamados “inhibidores de la enzima acetilcolinesterasa” (donepezilo, rivastigmina, galantamina), que elevan los niveles de acetilcolina cerebral (el principal neurotransmisor implicado en la memoria); y, en las fases moderadas y avanzadas un fármaco llamado memantina.

También explicó que conforme avanza la demencia pueden producirse cuadros de agitación (que suelen empezar a media tarde e intensificarse por la noche), que puede constituir un importante problema por la alteración que comporta en la vida familiar, y que se tratan con un grupo de medicamentos llamados “antipsicóticos”, aunque en ocasiones no es fácil su control.

Finalmente, el neurólogo del Hospital Vithas Fátima puso en valor los distintos ensayos clínicos con diversas moléculas “que generan una esperanza en el avance del control de esta enfermedad”.

Acompañar a los pacientes, y orientar y asistir a cuidadores y familiares

Por su parte, el psicólogo sanitario del Hospital Vithas Fátima, Pedro Santamaría Gargamala, señaló en su intervención que, debido a las características de esta enfermedad, no sólo afecta al paciente, sino que determina el día a día de su familia, acompañantes y cuidadores. En este sentido, resaltó el papel fundamental del entorno del paciente; y centró el papel de la psicología en la atención en demencias en tres partes: la fase informativa (para visualizar las demencias y conocer las necesidades); acompañar a los pacientes; y orientar y asistir a cuidadores y familiares. 

Según Santamaría Gargamala, es importante que los familiares y el entorno del paciente sean conscientes de a qué se van a enfrentar, y sepan que su familiar padecerá pérdida de memoria, problemas de lenguaje, dificultad para hacer tareas simples, desorientación en el tiempo y espacio, pérdida de capacidad de juzgar, dificultad para tener pensamientos elaborados, pérdida de objetos, cambios en el estado de ánimo y cambios en la conducta, así como pérdida de la iniciativa.

Por ello, señaló que con estimulación neuropsicológica se puede frenar considerablemente -pero no detener ni impedir- el deterioro cognitivo, especialmente en los diez primeros años posteriores al diagnóstico del álzheimer. Esta estimulación permite mejorar la atención, la percepción, la memoria, el lenguaje, las funciones cognitivas, el cálculo, la orientación y la psicomotricidad; y ofrece, además, una mayor calidad de vida mientras se padece la enfermedad de álzheimer.

Sobre el Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima

El Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima se fundó en 1963. Actualmente cuenta con una superficie de 25.000 metros cuadrados, y pone a disposición de sus pacientes un equipamiento sanitario compuesto, entre otros, de 140 camas, 30 consultas, 11 quirófanos (2 de CMA), 7 camas de UCI, dos piscinas de hidroterapia, tres gimnasios y 28 cabinas de fisioterapia.

Además, entre las especialidades que presta, figuran la Unidad de Reproducción Asistida, Instituto de Cirugía Robótica, Traumatología, Unidad de Lesionados de Tráfico, Rehabilitación, Cirugía General y Digestiva, Ginecología y Obstetricia, Cirugía Maxilofacial, Plástica y Reparadora, Cirugía Cardiaca, Cirugía Torácica, Cirugía de la Mano, Medicina Interna, Medicina Nuclear, Neurocirugía, Odontología, Oncología Médica, Psiquiatría, Unidad del Sueño, Unidad de Medicina Estética. Dispone, además, de un área materno infantil desde la que se está impulsando la acreditación del Hospital como Amigo de la Infancia, de acuerdo con los criterios de UNICEF.

En Galicia, el Grupo Vithas también cuenta con los centros Vithas Salud en Pontevedra, Vilagarcía de Arousa, Marín, Sanxenxo y A Estrada. 

La presencia de Vithas en Galicia se completa los laboratorios Vithas Lab de Vigo, Pontevedra y A Coruña que constituyen, junto a su red de algo más de 300 puntos de recogida de muestras en toda España, un centro de biodiagnóstico referente en el sector.

El compromiso de Vithas: calidad asistencial acreditada, servicio personal y largo plazo

El compromiso estratégico de Vithas es que toda asistencia sanitaria esté avalada por los estándares de la acreditación de calidad de mayor prestigio internacional, la Joint Commission International. Tan solo 15 prestigiosos hospitales en España poseen tal acreditación y reconocimiento, y tres de ellos forman parte de Vithas, en Madrid, Málaga y Granada. Cada año Vithas atiende en más de 5.200.000 ocasiones a sus pacientes en sus 19 hospitales y 29 centros médicos Vithas Salud. Los 48 centros se encuentran distribuidos a lo largo de todo el territorio nacional y destacan los hospitales de Alicante, Almería, Benalmádena, Castellón, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Sevilla, Tenerife, Vigo, Valencia y Vitoria-Gasteiz. Los 29 centros Vithas Salud se encuentran en A Estrada, Alicante, Almuñécar, Elche, El Ejido, Fuengirola, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Marín, Nerja, Pontevedra, Rincón de la Victoria, Sanxenxo, Sevilla, Torre del Mar, Torremolinos, Vilagarcía de Arousa, y Vitoria-Gasteiz. Vithas cuenta adicionalmente con más de 300 puntos de extracción repartidos por toda España en la red de laboratorios Vithas Lab. Su central de compras PlazaSalud24, referente en el sector, da servicio a 39 hospitales, 35 centros médicos y 20 clínicas dentales.

Vithas posee una participación en el proyecto líder hospitalario en Baleares, la Red Asistencial Juaneda,la cual cuenta con 5 hospitales y una amplia red de centros médicos repartidos por toda la región.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad acreditada y un servicio personalizado va unida al firme apoyo y visión de largo plazo de los accionistas de Vithas: Goodgrower, quien controla un 80% del capital, y CriteriaCaixa, con el 20% restante.

Con un modelo de crecimiento basado en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, Vithas prevé seguir consolidando su presencia nacional tanto con la apertura de nuevos centros como mediante adquisiciones y acuerdos estratégicos.

Para más información: www.vithas.es

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar