PSOE y Podemos rompen entre sí y asumen unas nuevas elecciones

La segunda reunión entre los equipos negociadores del PSOE y Unidas Podemos, comandados por Carmen Calvo y Pablo Echenique, concluyó tras casi cuatro horas en el Congreso en circunstancias más negattivas, o, lo que es lo mismo, con desacuerdo total, con las posiciones igual de distantes.

Todo parece indicar que no hay ni habrá investidura a la vista de Pedro Sánchez, cuando ya solo quedan 12 días para la disolución automática de las Cortes en caso de que no haya un nuevo presidente elegido para entonces.

A primeras horas de la tarde de ayer se visualizaba el divorcio tras un encuentro que ambas partes calificaron de «cordial» pero infructuoso.

Desde Unidas Podemos constataron tras el fracasado encuentro que habrá elecciones el 10 de noviembre y que los socialistas incluso no aceptarán el encargo del Rey de presentarse a una segunda investidura a no ser que sumen todos los apoyos.

«La conclusión es que el PSOE no se mueve y plantea que si no aceptamos su marco de negociación, de un Gobierno de partido único, entienden que no debe volver a haber reuniones de los equipos negociadores», trasladó el jefe del equipo negociador de Unidas Podemos, Pablo Echenique, tras el encuentro. «No hay una vía para alcanzar un acuerdo. Unidas Podemos se ha negado en todo momento a alcanzar un acuerdo programático y de gobernanza. Hoy por hoy, no vemos una salida precisamente por esa negación a lo que nosotros les proponíamos», añadió por separado, y a continuación, la vicesecretaria general socialista y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra.

La convocatoria de nuevas elecciones por el bloqueo es ya una realidad a falta de menos de dos semanas para que se disuelvan las Cortes. A no ser que haya una «rectificación» para analizar otras salidas que pasan por una coalición, según apunta Echenique. O una «reflexión» de Podemos «y de sus confluencias», en palabras de Lastra. «Nos parece un error abocar el país a elecciones anticipadas.

«El PSOE no se mueve», sentencia Echenique. «No hay una vía para alcanzar un acuerdo. No vemos una salida», advierte, por su parte, Lastra

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar