La Guardia Civil investiga en Nigrán a un hombre de 74 años, presunto autor de delitos sexuales

La Guardia Civil ha investigado a un hombre de 74 años, vecino de Nigrán, como presunto autor de los delitos de abusos sexuales, además de trato degradante, amenazas y coacciones.

La Comandancia de la Guarcia Civil emitió este sábado un comunicado en el que afirma que un vecino de Nigrán contactó a través de las páginas de anuncios breves con una cuidadora y empleada de hogar, a la que posteriormente coaccionaba con el fin de mantener relaciones sexuales con ella.

Las investigaciones realizadas por efectivos del Puesto Principal de la Guardia Civil de Baiona-Nigrán se iniciaron a raíz de la denuncia presentada por la última empleada de hogar que había estado trabajando en la casa de este vecino de Nigrán, la cual, aconsejada por una trabajadora social, puso en conocimiento de la Guardia Civil el trato degradante y las vejaciones de las que estaba siendo objeto en su puesto de trabajo.

El relato de esta víctima es similar al que formularon otras mujeres que ya habían presentado denuncia contra esta misma persona el año pasado. En todos los casos se recogieron testimonios coincidentes, al señalar que todas estas empleadas del hogar fueron objeto, por parte de esta misma persona, de tocamientos de carácter sexual de forma autoritaria y agresiva, no exentos de coacciones y con la amenaza explícita de despedirlas si no accedían a sus pretensiones lascivas.

El presunto autor es una persona de 74 años, con diversidad funcional física que requiere atenciones y cuidados especiales, que ya había sido investigado el año pasado y puesto a disposición judicial por los mismos motivos.

Al igual que ocurrió en noviembre de 2018, en esta ocasión se le notificó nuevamente su condición de investigado como presunto autor de los delitos contra la libertad sexual, trato degradante y vejatorio, amenazas, coacciones, malos tratos y contra los derechos de los trabajadores, habida cuenta de que esta persona no tenía suscrito ninguno contrato laboral.

Las diligencias instruidas se entregaron en el Juzgado de Instrucción de guardia de Vigo, donde deberá comparecer el investigado cuando sea requerido. La investigación continúa abierta porque no se descarta que puedan existir más mujeres afectadas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar