Cuestión de barba

Me da escalofrío pensar por qué en una reunión política de gran calado, como es la entrada en funcionamiento de un nuevo Gobierno en una comunidad autónoma –¡pongamos que hablo de Madrid!–, lo más importante de ese encuentro es que el líder de uno de los partidos políticos se haya dejado barba… Ver para creer.

Las informaciones de prensa dan cuenta del nuevo look de Pablo Casado que en su parón vacacional participó en la toma de posesión de la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid. 

Una barba perfectamente recortada y arreglada cubrió todo el espectro político en unas jornadas en las que los problemas se siguen amontonando sobre la mesa de un Gobierno en funciones y no se vislumbran vías de solución en este tiempo de relajo motivado por las vacaciones que sus señorías se las tienen ganadas después de tanto “trabajo” en el hemiciclo y en los restaurantes cercanos al Congreso de los Diputados…

Los hay que hablan del tiempo cuando no tienen nada que decir. Otros buscan acomodo en los sillones del poder. Y los más numerosos, entre los que incluyo a compañeros de la profesión periodística, se han preocupado más de la barba de incógnito de Casado que de los problemas reales por los que atraviesa el país en un momento de gran incertidumbre económica y de un futuro incierto a todos los niveles.

Las tomas de posesión ya no son lo que eran. Ahora se trabaja más para la galería, con ofrecimientos que no se van a cumplir en el terreno de los impuestos y de los pagos por parte de los ciudadanos. 

La dura realidad del momento ha dado paso a cuestiones de barbas que son más importantes para los notarios de la actualidad que los postulados o propuestas de los políticos para que salgamos del impasse en el que nos encontramos y que de no mudar nos llevará nuevamente a las urnas.

Todo es cuestión de barba. Y como dice el refrán: “Cuando las barbas de tu vecino veas cortar pon las tuyas a remojar”. El que avisa no es traidor y el juego va a estar muy caliente este otoño entre barbas y barbados.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar