El “Open Arms” responsabiliza a la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo

Carmen Calvo “no ha estado a la altura”. Carmen Calvo “miente” y “tergiversa la realidad”. Carmen Calvo “politiza” causas sociales. Estas son solo algunas de las críticas venidas desde diferentes sectores sociales y políticos que han perseguido y desgastado en los últimos meses la imagen de la vicepresidenta del Gobierno en funciones. Y la criéis del Open Arms no ha hecho sino echar más leña al fuego a un verano especialmente negro para la ministra en el que ha copado infinidad de titulares por declaraciones no precisamente acertadas, rectificaciones, acusaciones e incoherencias en su discurso.

Es, quizá, lo que conlleva ser la cara visible de todo lo que ha acontecido dentro y fuera del Gobierno en funciones. Pero el conflicto en el que ha entrado Moncloa con los mandatarios italianos por un lado y con el buque humanitario por otro ha dejado una serie de incongruencias y polémicas que le han costado una petición de rectificación por parte de Podemos -con el que encara el desafío de evitar la repetición electoral-; una solicitud de comparecencia urgente de PP y Ciudadanos por los “bandazos” en la gestión del problema; un rifirrafe constante con Oscar Camps, capitán del barco; y un resultado en vano de las buenas intenciones del Ejecutivo enviando un buque de la Armada para recoger a los migrantes en el mismo momento en que la Fiscalía italiana daba la orden de que el Open Arms atracase en Lampedusa.

Los mayores momentos de controversia comenzaron en el mismo momento en que se produjo el gran anuncio: tras dos semanas de crisis en los que el Gobierno ni siquiera se había planteado la recepción del buque, España ofreció por sorpresa el puerto de Algeciras para que desembarcaran las entonces 107 personas a bordo ante la “inconcebible respuesta de las autoridades italianas”. De por sí, el anuncio no gustó a las formaciones de la derecha y el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, lamentó que ni siquiera les “hiciera una llamada para, por lo menos, tener un principio de coordinación o cortesía”-.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar