Operativo de vigilancia de los embalses de Ourense con una nueva lancha

La delegada territorial de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, acompañada del alcalde de Castrelo de Miño, Esteban Rodríguez, supervisaronel funcionamiento del operativo «ENCOROS 2019», el plan de vigilancia medioambiental de los embalses de la provincia que se organiza, coordina y supervisa desde la Jefatura de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda en la provincia.

Como principal novedad de este año hace falta subrayar la incorporación de una lancha tipo zodiac, que se suma al habitual operativo de tierra con el fin de apoyar y reforzar desde las propias masas fluviales la vigilancia del estado de las aguas en general y de aquellas que se encuentran dentro de la Red Natura 2000, particularmente. En concreto, para realizar este trabajo se empleará una embarcación neumática semirígida, propiedad de la Consellería de Medio Ambiente.

Hace falta recordar que en este operativo participan agentes facultativos medioambientales, técnicos y demás personal del Servicio de Patrimonio Natural de Ourense. Las labores de vigilancia e inspección se centran en 14 embalses pertenecientes a los cinco distritos medioambientales de la provincia, en concreto, los de Frieira, Castrelo de Miño, Albarellos, Velle, Santo Estevo, San Martiño, Peñarubia, Prada, Chandrexa, As Portas, Bao, Salas, Lindoso y As Conchas.

Se da la circunstancia de que en la provincia de Ourense, en lo que va de año, se expidieron solamente en la Jefatura Territorial de la Xunta de forma presencial 77 licencias con recargo a flote, lo que permite a los aficionados a la pesca poder practicar esta actividad desde una embarcación.

Objetivos principales para este año

Entre los objetivos y prioridades específicos del Plan Embalses de este año figuran incrementar la presencia de los agentes medioambientales en las masas de agua de la provincia, divulgar toda la información de la que se dispone entre los usuarios de los embalses, colaborar en la vigilancia de la Red Natura 2000 desde las masas fluviales, y propiciar operativos conjuntos entre distintos cuerpos de la administración autonómica y estatal.

En este sentido, la delegada territorial de la Xunta en Ourense recordó que tanto la Unidad Adscrita de la Policía Autonómica como el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil también tienen competencias en materia medioambiental, por lo que consideró interesante la posibilidad de hacer alguna vigilancia conjunta y extender a los cursos fluviales la colaboración que mantienen ya en tierra desde hace una década con el Servicio Provincial de Patrimonio Natural.

El trabajo conjunto en materia de medio ambiente es una necesidad y una responsabilidad de todos, segundo dijo Díaz Mouteira, por lo que garantizar una Galicia verde para las generaciones próximas debe ser un objetivo prioritario para el actual Gobierno de la Xunta.

La información también tiene que llegar a todos los rincones de la provincia, añadió, y uno de los mejores métodos para conseguirlo es reforzando la presencia del personal de la Consellería en el mayor número de espacios posible.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar