La Xunta renueva este año 22 motobombas del servicio contra incendios

La Consellería de Medio Rural renovó este año hasta 22 motobombas del Servicio de Prevención y Defensa Contra los Incendios Forestales. Once de estos vehículos fueron entregados por el conselleiro del Medio Rural, José González, a distintos distritos forestales en un acto en la Cidade da Cultura.

Durante el mismo, el responsable del Medio Rural destacó la apuesta que está haciendo la Xunta por la profesionalización “de este servicio público, único y versátil tanto para prevención como para extinción”, lo que implica, segundo explicó, mejoras tanto en el ámbito del personal como de los recursos materiales. En este sentido, señaló que el coste de cada una de estas motobombas supera los 217.000 euros, por lo que solo en estos 22 vehículos a Consellería de Medio Rural invirtió cerca de 5 millones de euros en su renovación.

Asimismo, José González indicó que desde 2013 se renovaron 77 motobombas, es decir, cerca del 50% de las motobombas que tiene el servicio, que está estructurado en 19 distritos forestales. Por lo tanto, el conselleiro insistió en el esfuerzo que hace Medio Rural para que el personal de incendios disponga del mejor material y de los mejores medios para luchar contra los incendios forestales en nuestra comunidad.

Además, el conselleiro del Medio Rural señaló que de estos cambios también se benefician los ayuntamientos, ya que se les van cediendo gradualmente aquellas motobombas en buen estado para que sean utilizadas por las brigadas municipales. Así, avanzó que este año se entregarán seis vehículos motobomba de segunda mano a varios municipios, con el fin de mejorar el trabajo que se realiza desde las brigadas municipales y contribuir de este modo a renovar su parque móvil.

Otras mejoras

En este sentido, el conselleiro destacó también otras mejoras del operativo para este año, como son el incremento en el número de cámaras que vigilan el monte, que pasaron de 88 operativas el año pasado a 118 y que vigilarán más de la mitad de Galicia, los drones que se emplearán para colaborar tanto en tareas de vigilancia preventiva como de extinción y el proyecto piloto para detectar alertas tempranas en puntos estratégicos del territorio que recojan observaciones meteorológicas fiables. Además, recordó la puesta en marcha del teléfono de denuncia de las conductas incendiarias, el 900.815.085.

Por otro lado, el conselleiro del Medio Rural incidió en el plan de formación para el personal antiincendios que está ya en marcha y que incluye 272 acciones formativas para unos 7.000 participantes. En esta línea recordó que ya se impartieron 173 acciones, entre ellas, precisamente, el curso de conducción y manejo de motobombas dirigido a los bomberos forestales y conductores.

Según explicó José González, este plan de formación incluye distintos cursos específicos para cada categoría profesional, desde primeros auxilios y de riesgos laborales, hasta manejo de grandes incendios forestales y de conducción y manejo de motobombas y de todoterrenos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar