Pareja de baile

Javier García Sánchez

En el pasado siglo el carné de baile, cuestión que no llegue a conocer, como es lógico, hacía que se formasen parejas de conveniencia, sobre todo pensando en temas de fijar relaciones de mayor peso. El carné de baile lo portaba la señorita con la que el galán pretendía mantener una relación de proximidad o fugaz, según el tiempo que durase la pieza musical, o más permanente, cuando era capaz de que en sus hojas apuntase más de un baile. También había la modalidad de que el carné de baile lo portaba la madre de la futura pareja femenina, lo que hacía que el demandante tuviera que hacer la solicitud con intermediario dirigida a la hija, sobrina o protegida, cuando se manejaba el término de la carabina, para utilizar su turno y salir a la pista.
Hoy en día los políticos no usan carné de baile, sino las redes sociales, los mensajes y las aportaciones en los medios de comunicación. De todos modos en los últimos meses se habla permanentemente sobre qué tipo de pareja va a utilizar Pedro Sánchez para la consolidación de la Legislatura y formación de Gobierno. Las peticiones, de manera indirecta, son muchas para inscribir su nombre en el carné. Hasta el momento el primer mandatario de nuestro país sigue mareando la perdiz y no se decide por dar el nombre de quien le acompañará a la pista en un momento tan complicado para el futuro de España. 
Populares Ciudadanos y Vox, no le han pedido ser compañeros del baile agarrado que se quiere marcar Sánchez para seguir cuatro años más en la Moncloa. El que sí ha hecho diversas peticiones para firmar su nombre en el bloc de notas es el podemita Pablo Iglesias. El jefe del ejecutivo le ha comentado que tiene el carné de baile completo y que no tiene sitio para un nuevo nombre o petición. Mientras tanto nacionalistas, vascos, e independentistas, y otros parlamentarios que han conseguido acta pero que siguen intentando maltratar nuestra Constitución, les gustaría marcarse un vals, un chotis, un pasodoble, o un ritmo de samba o bachata, con el señor Sánchez, todo depende de la prebenda que reciban.
Lo de la pareja para marcarse un baile es algo difícil. Y en esa disyuntiva está el presidente en funciones del Gobierne. Como en el carné de notas no ponga el nombre de una pareja estable los españoles volveremos a votar en noviembre. Esperemos que no sea así pero las encuestas dicen lo contrario.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar