El calentón de la vicepresidenta

Amenazar a la Iglesia Católica porque el Nuncio critica al Gobierno fue una rabieta infantil de la vicepresidenta. En un Estado de derecho pagar o no pagar impuestos no se decide por una revancha o castigo, se decide con leyes justas. Si la señora Calvo cree que la Iglesia Católica tiene que pagar más impuestos que active una comisión para abordar la fiscalidad de este “ciudadano público”, pero no debe confundir su cabreo y la “queja diplomática” al Vaticano, que puede ser razonable, con la amenaza caprichosa a la Iglesia Católica. 

Presiento que la vicepresidenta conoce las manifestaciones de tres personalidades que  sintonizan más con el Nuncio Fratini que con el Gobierno. La primera es de Enrique Moradiellos, catedrático de Historia en la Universidad de Extremadura que publicó en octubre “Franco. Anatomía de un dictador”, un análisis riguroso para aproximarse al conocimiento de su figura y del régimen que creó. El historiador es partidario de llevar sus restos al panteón familiar de El Pardo, pero añade que en España tenemos muchos problemas más importantes que la exhumación. “Los problemas de la democracia española no son Franco y su herencia, son otros más graves, con el demográfico especialmente en Galicia y Asturias, el territorial, las pensiones…”. 

En noviembre, el escritor Eduardo Mendoza recogió en “Qué está pasando en Cataluña” unas reflexiones sobre el conflicto catalán y considera que el franquismo es utilizado como un espantajo para legitimar los males propios y estigmatizar al rival. “Hay una industria del franquismo y del victimismo poco ética… En Cataluña la figura de Franco y su dictadura se sacan en procesión para justificar actuaciones o neutralizar al contrario”.

Antonio Banderas reflexionaba en el mes de marzo en Espejo Público” de Antena 3 sobre Franco y la resurrección de las dos Españas. El actor rehúsaba hablar de política porque “somos más felices dando un paseo, yendo al teatro, viendo una película o pasando tiempo con nuestros hijos”, pero sobre la exhumación de Franco decía: “tengo la impresión de que en 1985 Franco llevaba más tiempo muerto que ahora. Es un tema muy extraño”. 

La guinda a este comentario la pone la leyenda de una viñeta de El Roto publicada  poco después de que el presidente Sánchez mostrara la determinación de la exhumación: “Los restos de Franco, dice una voz como salida de ultratumba, no están en el Valle de los Caídos, están en las mentalidades”. Nada que añadir.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar