La niña de 7 años hallada muerta en su casa de Lugo pudo haber sido asfixiada

La niña de 7 años de Cospeito (Lugo) que fue encontrada muerta en su cama a las ocho de la mañana del pasado viernes pudo haber sido asfixiada. Aunque el caso se encuentra bajo secreto de sumario, La Voz de Galicia revela que la menor presentaba lesiones en la boca, el cuello y la cara que “pudieron deberse a una asfixia mecánica”.

Las primeras indagaciones barajaron la posibilidad que la pequeña hubiese sido intoxicada, pues aparecieron unas pastillas que tomaba la madre por unos problemas psicológicos, así como una sustancia de color oscuro que podría ser un cóctel de medicamentos de la progenitora de la niña.

En caso de que la niña se encontrase bajo el efecto de estos medicamentos habría opuesto una resistencia ínfima y habría sido asfixiada sin dejar las huellas que dejaría alguien asaltado en plena consciencia y que luchara para sobrevivir. Los investigadores también han encontrado restos de sangre en el pijama de la madre y están cotejando si coincide con la sangre de la menor. Ambas, madre e hija, durmieron juntas la noche de los hechos de manera excepcional.

Días antes, la madre, que estaba separada del padre de la pequeña, había roto con una pareja con la que llevaba algún tiempo conviviendo. El hombre dejó la casa familiar la vivienda familiar de Muimenta recientemente.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar