¡¡Exprópiese!!

DICE EL MAESTRO Raúl del Pozo que reírse de los disparates de los políticos es un derecho para compensar la indignación que nos suelen provocar. Pero las proclamas de Podemos sobre los beneficios de Inditex y la donación de Amancio Ortega a la sanidad pública son tan repugnantes que ahuyentan toda sonrisa.

Primero fue Echenique que, en una muestra de demagogia, «denunció» en un tuit que Amancio Ortega gane en un año lo que ganan 150.000 trabajadores cobrando SMI «mientras lideramos la pobreza infantil en Europa». El periodista Vicente Lozano le informó -El Mundo 10.05.2019- sobre los impuestos que ingresan Inditex y Ortega, unas «calderillas» con las que el Estado puede pagar a miles de funcionarios, a diputados como él, financiar la sanidad o la educación.

Hace unos días Isabel Serra, otra podemita, rechazaba las donaciones de Amancio Ortega para la sanidad pública y le acusaba de evadir impuestos. Y apareció Iglesias, su jefe de filas, remachando que «una democracia digna no acepta limosnas de multimillonarios para el sistema sanitario, les hace pagar los impuestos que les corresponden y respetar los derechos de los trabajadores». ¿De dónde sacará que Ortega no paga impuestos o que Inditex no respeta los derechos de los trabajadores? Ya se sabe que los populistas prefieren la demagogia al rigor y la verdad.

Nada que añadir en esta columna a lo dicho y escrito estos días sobre la riqueza que genera Inditex en Galicia, en España y en el mundo creando empleo, pagando impuestos, como paga el señor Ortega, y revirtiendo dinero a la sociedad en forma de donaciones. Ni sobre el orgullo de los gallegos con esta empresa que prestigia al país.

Pero no me resisto a rescatar el comentario de un internauta en la red, muy activa con este asunto: «No sé si gracias a los millones de Ortega vamos a mejorar la detección del cáncer, pero en la detección de gilipollas ya estamos viendo excelentes resultados».

En noviembre, el propio Iglesias dijo «La gente está harta del espectáculo que estamos dando». Se refería a la crisis de su partido y los resultados del domingo reflejan ese hartazgo hacia ellos.

Da miedo pensar que pueda llegar a ministro porque el día que vaya a Arteixo -con su guardia pretoriana-, delante de la sede de Inditex puede ordenar: «¡¡Exprópiese!!». Mi paisano don Ciprián de Penalva diría «si tivera poder como ten ideas, faríao». Es probable que llegue a ministro y no descarten que siga extorsionando a Inditex.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar