El Congreso suspende finalmente la actuación de los presos Oriol, Sánchez, Turull y Rull

La Mesa del Congreso finalmente suspende de sus funciones a los diputados Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull. La decisión del órgano rector de la Cámara Baja estaba más que clara después del informe de los servicios jurídicos, que avala el apartamiento «automático» de los cuatro parlamentarios en aplicación del artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim). Suspensión que se materializa con el voto a favor de PSOE, Ciudadanos y PP y el rechazo de Unidas Podemos, y que es efectiva desde el pasado 21 de mayo, cuando se constituyeron las Cortes.

La decisión llega en pleno final de la campaña del 26-M, y apenas tres días después de que arrancara formalmente la XIII Legislatura. Y era la primera patata caliente a la que tuvo que hacer frente la nueva presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet, con la fuerte presión de populares y naranjas. La suspensión, para ellos, de hecho, llega tarde, con 48 horas al menos de retraso, pero es un hecho.

Batet compareció al término de la reunión de la Mesa —apenas duró 40 minutos, cuando ayer fue un combate dialéctico más duro, de unas tres horas— para explicar el acuerdo alcanzado y en el que convergieron PSOE, PP y Ciudadanos, y con el que manifestaron su discrepancia los representantes de Podemos y los comunes, Gloria Elizo y Gerardo Pisarello, si bien no hubo una votación a mano alzada de los nueve miembros del órgano. Los morados pidieron más tiempo para analizar el dictamen de los letrados, en la medida en que no hay precedentes en la Cámara de diputados en prisión preventiva que hubieran sido suspendidos, lo que habría llevado a que la decisión se adoptara la próxima semana. Esto es, tras las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar