S.O.S, Venezuela

Este sábado 18 de mayo en Pontevedra fui invitada a la reunión organizada por la extraordinaria y valiente venezolana hija de gallegos Mari Luz García, activista por la democracia y la libertad, en donde estuvo acompañada por representantes de la Federación de Venezolanos en Galicia.

Creí estar informada de todo lo que pasaba en ese gran país de acogida de emigrantes gallegos como lo fue Venezuela y al que tanto le tenemos que agradecer desde la tierra de Breogán. Pero incluso teniendo comunicación constante con mi buen amigo Tony con el que cursé un máster en Madrid en 1997, hasta que pude escuchar los testimonios en primera persona de varios retornados y exiliados como los que hablaron en este acto, les confieso QUE NO ESTAMOS INFORMADOS EN ABSOLUTO COMO DEBEMOS.

En primer lugar les he de confesar que desconocía la constitución venezolana en vigor, la que indica expresamente en su artículo 233, “Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreto dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional”.

Entonces, y teniendo en cuenta la situación del señor Maduro, desde mayo de 2018 cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano en el exilio (es lo que tieneuna dictadura de este calibre), declaró la suspensión del sujeto en su cargo como presidente de Venezuela y lo inhabilitó como candidato o para ejercer cualquier otro cargo en la función pública mientras dure el juicio por el presunto delito de corrupción propia y legitimación de capitales.

El artículo 333 y el 350 corroboran esta situación jurídica amparada en la constitución venezolana vigente, por ello entre otros países democráticos de la comunidad internacional, como España ha reconocido a Juan Guaidó, Presidente de la Asamblea Nacional como PRESIDENTE INTERINO DE VENEZUELA HASTA UNAS NUEVAS ELECCIONES QUE, EXCEPTO LOS ESBIRROS DE MADURO, CLAMAN AL CIELO COMO LIBRES Y DEMOCRÁTICAS.

Este importante grupo de venezolanos en Galicia, la mayoría gallegos y descendientes directos de gallegos a la sazón, españoles, suspiran y expiran por cada uno de los poros de su piel que se sepa la verdad de la situación al límite que se está viviendo en Venezuela.

Las cifras “oficiales” suman 500.000 muertos a causa del régimen dictatorial de maduro, pero como siempre, faltan los que fallecen en hospitales, e sus casas y en la calle por falta de luz, agua, comida, medicamentos además de las víctimas de los “colectivos”, esas agrupaciones que delinquen con inmunidad total casa a casa y centímetro a centímetro en las calles; las que no se contabilizan ni por las perpetradas por la Guardia Nacional, el Ejército y demás grupúsculos “pro Maduro” que campan a sus anchas por todo el territorio de Venezuela.

Además de las emocionantemente tristes declaraciones de los venezolanos y venezolanas que subieron al atril dispuesto en el Teatro Principal de Pontevedra este pasado sábado, superando en realidad a las más crudas tragedias teatrales, el llanto incesante de la mujer que hoy cumplía 7 meses en Galicia y que vio aplastar por tanquetas del ejército de maduro a no pocos defensores de la libertad desde la ventana de su casa en Caracas; y el testimonio del jefe de pediatría de uno de los más grandes hospitales de la misma ciudad que lleva 10 días en Galicia … El que yo me quede sin palabras para describir lo que contaron, créanme que lo que escuché me hizo romper a llorar y partirse mi alma.

Les pedí las abominables imágenes que vi en una presentación en PowerPoint que nos mostraron y las que no, porque no se atrevieron a enseñar por duras; enviadas por sus familiares y amigos desde, y cuando pueden en los momentos en los que allí existe Internet, que son los menos.

Los testimonios de cada uno de ellos y ellas son, como poco “sangrantes”, además de los asesinatos y muertes por falta de todo. Y las descritas al haber sido alguno de ellos miembros de una mesa electoral, cuando al final de la jornada, Maduro mandó a la Guardia Nacional, pistola en la sien (indescriptible la sensación ante el testimonio), para que destruyesen los votos a favor de la libertad para ser sustituidos con amenazas terroríficas por papeletas del “régimen”,  sigo contando la realidad que es múltiple en la votación de personas fallecidas, como el padre de mi confidente hace 27 años. 

Me siento responsable de muchos silencios y de falta de información, pero desde hoy y desde esta ventana al mundo, pido de corazón y con la razón por bandera, que todas las personas alrededor del mundo, y en mi caso desde uno de los centros de la Historia, como es Galicia y España, no dejemos de lado a la abominable situación de Venezuela.

La defensa de los Derechos Humanos, de la Democracia y de su Libertad es cosa de ellos, pero también de todos.

Desde aquí sigo clamando ayuda, porque Venezuela nos necesita.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar