Santiago trabaja en un proyecto europeo para las ciudades Patrimonio de la Humanidad

El Consorcio de Santiago participa en el proyecto europeo “ATLAS-WH”, integrado en el programa Interreg Atlantic Area del Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Se centra en la sostenibilidad de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad incluidas en la Área Atlántica y arrancaba a finales de 2017. En esta iniciativa, liderada por la ciudad portuguesa de Oporto, participan también como socios las ciudades de Santiago, Burdeos y Edimburgo, a las que acompaña además Florencia por su experiencia en la gestión de sitios Patrimonio Mundial. Esta semana se va a celebrar una reunión de los socios en Oporto, a la que asistirán la gerente del Consorcio de Santiago, Belén Hernández; y la arquitecta de la Oficina Técnica del Consorcio Idoia Camiruaga, coordinadora del proyecto por parte de Santiago.

Objetivos del proyecto

“Los sitios urbanos del Patrimonio Mundial representan un importante valor cultural en el contexto de la Área Atlántica, de modo que este proyecto es un paso relevante para su preservación, mejora y sostenibilidad” -manifiesta Camiruaga-. El proyecto responde a los objetivos de desarrollo sostenible de la UNESCO, que pretende, de aquí a 2030, “poner en práctica políticas encaminadas a promover un turismo sostenible que cree puestos de trabajo y promueva la cultura y los productos locales”.

Así, dentro de una metodología común, los principales desafíos a los que se enfrenta cada sitio Patrimonio Mundial, incluido el turismo, son la pérdida de población, la gestión de riesgos, el cambio climático y la eficiencia energética.

Por otro lado, se busca desarrollar estrategias y políticas públicas para la sostenibilidad de estas ciudades, así como modelos participativos, abiertos a la comunidad. Se pretende  desarrollar herramientas de gestión y guías de evaluación. Por último, la idea es crear una red duradera de sitios urbanos del Patrimonio Mundial para intercambiar mejores prácticas y reforzar su cooperación.

El resultado principal del proyecto será los Planes de Sostenibilidad de cada sitio, dirigidos a mejorar su protección y atractivo, promover actividades económicas locales y el bienestar social de las poblaciones.

El papel Santiago en este proyecto

El Consorcio de Santiago fue incorporado a este proyecto debido a su experiencia en la gestión y protección del patrimonio. Su labor se centra en detectar los desafíos comunes a los que se enfrentan las ciudades participantes en esta iniciativa, a través del estudio de los planes estratégicos y del planeamiento urbano de cada una de ellas, analizando su situación y problemas concretos. El propósito es llegar a una estrategia única de cara a mejorar su habitabilidad y sostenibilidad, destacando el valor de la participación ciudadana en todo este proceso de mejora.

Este estudio de diagnóstico inicial, ya realizado, incluye el estado del patrimonio en cada una de las ciudades, la conservación de los edificios, la situación del espacio público, habitantes, actividades económicas predominantes, medio ambiente, turismo, herramientas de gestión existentes, además del modelo de gobernanza y sostenibilidad. Servirá de punto de partida para crear la metodología para el Modelo de Sostenibilidad y Gobernabilidad de sitios Patrimonio Mundial en la Área Atlántica.

De este estudio de diagnóstico inicial se concluye que en la actualidad en los sitios Patrimonio Mundial el turismo, que debe ser una fuente de ingresos para el conjunto de la ciudadanía, se presenta como una amenaza y, además, que es necesario hacer ciudades sostenibles (medioambiente, gestión de los residuos y del agua, movilidad…). “Para eso será preciso desarrollar recursos y herramientas que permitan una gestión excelente del turismo, de forma que las ciudades no se conviertan en parques temáticos y se tenga en cuenta a los propios ciudadanos en este proceso” -indica Camiruaga-.

Así, el reto común es cambiar el paradigma de la regulación de los sitios Patrimonio Mundial. “Además de la protección de estos espacios urbanos, debemos garantizar su reactivación y revitalización! -destaca la arquitecta del Consorcio de Santiago-.

El proyecto, que se aprobó en 2017 y se prolongará hasta finales de este año, cuenta con un presupuesto global de 1.822.665 euros, de los cuales 1.366.998,75 están financiados por Fondos FEDER.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar