Gonzalo Pérez Jácome

Como político formado en el mundo de la empresa Gonzalo Pérez Jácome tenía una prioridad al convertirse en alcalde de la ciudad: saber cuántos trabajadores cobraban de las arcas municipales y valorar la eficiencia del servicio que se prestaba a los ciudadanos. Denunció en su primera comparecencia que no se contaba con un organigrama actualizado del Concello de Ourense, asegurando que desde los tiempos de Cabezas -situó el origen del problema hace 15 años-, y eso era un importante impedimento para conocer y optimizar los recursos humanos disponibles. Ya cuenta con él y el análisis del mismo no es del gusto del nuevo equipo de gobierno. La administración local de la ciudad cuenta con 690 trabajadores, más los 50 del pabellón de deportes. A ellos hay que añadir los que están vinculados a las concesionarias.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar