Encuentro Galicia y Castilla-León:Feijóo defiende en Valladolid una financiación sobre las necesidades autonómicas

El presidente do Goberno galego, Alberto Núñez Feijóo, defendió hoy una financiación autonómica inspirada en las necesidades de los territorios y poblaciones y no por la presión de formaciones insolidarias que ven en cada negociación un paso más hacia la fragmentación. “Defendemos unos servicios públicos que están condicionados por la demografía, la geografía y la orografía; una asimetría fundamentada en las necesidades de las personas que viven en las diferentes comunidades y no en privilegios insolidarios”, incidió, propugnando además unas infraestructuras que cumplan el triple objetivo de vertebrar las autonomías, integrarlas más en España y acercarlas al resto de Europa.

Durante el encuentro especial 10 años del foro económico: Desafíos socioeconómicos de las regiones atlánticas, en el que también participó el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, Feijóo abogó, junto a una política coyuntural, compuesta por pactos de corto recorrido –pero que no debieran afectar al núcleo básico del Estado, donde se encuentra el desarrollo armónico y justo de una nación-, por establecer otra de largo alcance, donde no sólo participen los partidos, sino también las comunidades autónomas en foros multilaterales.

“En esa política de largo alcance y logros concretos quieren estar y estarán Castilla y León y Galicia”, dijo, señalando que son precisamente las autonomías el mejor antídoto contra la insolidaridad que predica el independentismo.

A lo largo de su intervención, el titular da Xunta reivindicó el autonomismo frente a quienes lo rechazan desde posiciones extremas, incidiendo en que el autonomismo es parte de la solución y ha de estar plenamente incorporado al espacio de la moderación. “El contrapunto del independentismo no es un regreso al centralismo obsoleto sino un robustecimiento del autonomismo constitucional”, sentenció, haciendo hincapié en la importancia de combatir democráticamente políticas que solo ven el margen derecho del mapa de España.

Sobre este punto, y como ejemplo, recordó que el AVE que comparten Castilla y León y Galicia fue objeto de numerosos ataques con el pretexto de que una infraestructura costosa solo debe plantearse en territorios situados en cabeza dentro de los parámetros económicos.

Ante esto, Feijóo sostuvo que un Estado moderno como es el español no puede guiarse por una “especie de darwinismo” que condene a nuestras regiones, “y menos hacerlo debido a pactos destinados a sostener gobiernos necesitados de mayorías suficientes”, matizó.

El presidente de la Xunta señaló que el presente que nos tocó vivir no admite aislamientos y advirtió que exige con urgencia alianzas. Al respecto, afirmó que tanto Castilla y León como Galicia entendieron esa dinámica crucial para el futuro, no en clave de enfrentamiento con otras partes del territorio nacional, sino siguiendo la pauta de la reclamación serena y la reivindicación bien fundamentada.

“En estos últimos años marcamos juntos una senda que se aleja tanto del silencio ante los olvidos de los que somos objeto como de la algarabía propia de los nacionalismos excluyentes”, recordó, afirmando que Galicia se siente partícipe de una política que, lejos de decir que el Estado sobra, afirma que el Estado falta cuando desatiende los desequilibrios territoriales.

Feijóo concluyó su participación en el foro económico haciendo hincapié en que España se interna en un período de incertidumbres en el que son más necesarias que nunca la centralidad y la moderación. “En ocasiones se olvida que ambas virtudes son ampliamente mayoritarias en comunidades como Castilla y León y Galicia”, aseveró.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar