Una pareja de gallegos llega sin vida a Padrón tras la matanza de Sri Lanka



Los cuerpos de María González y Alberto Chaves ya están en España y más concretamente en su tierra natal, Padrón, en Galicia. Son los dos gallegos que disfrutaban de unos días de vacaciones en Sri Lanka cuando el pasado domingo de Resurección una bomba explotaba en su hotel causándole la muerte de inmediato. «Ya están en España los restos de los dos españoles víctimas de los atentados en Sri Lanka, una cruenta cadena de ataques que nunca debió haber sucedido», describe el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

El titular de Exteriores traslada en el mensaje su «más sentido pésame a las familias» y su agradecimiento a la Embajada de España en la India y a la cónsul honoraria en Colombo «por su desempeño». Los restos mortales de los dos jóvenes de poco más de 30 años han llegado a Madrid a las 7:50 horas, según el alcalde de Pontecesures, Juan Manuel Vidal, en cuyo cementerio serán enterrados juntos.

En los atentados del pasado domingo, día 21, contra iglesias y hoteles de lujo en Sri Lanka fallecieron 253 personas, según las autoridades del país.

Alberto Chaves, de 31 años y natural de Rianxo (A Coruña), trabajaba en la filial de Profand en la India. Su pareja, María González Vicente, de 32 años, lo hacía en la empresa de su familia, en Padrón. Ella había ido a visitar a su novio y ambos estaban de vacaciones en Sri Lanka. Se encontraban desayunando cuando se produjo el ataque al hotel donde se alojaban.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar