La Xunta anima el cultivo y la depuracion de moluscos

La conselleira del Mar, Rosa Quintana, ensalzó hoy la labor de los más de 450 socios de la Sociedad Cooperativa Gallega Ría de Arosa, dedicada a la producción y depuración de marisco. Allí también puso de relieve el grande arraigo de esta cooperativa en la zona e insistió en la incertidumbre con la que se encuentran entidades como esta ante la propuesta de modificación del reglamento general de espaldas presentada por el Gobierno central, ya que el criadero, la depuradora y la cetárea de esta cooperativa cuentan con una concesión de espaldas, expuso.

En este sentido, la titular de Mar, que estuvo acompañada por la secretaria general técnica, Isabel Concheiro, explicó que la modificación propuesta por el Gobierno central afecta a las prórrogas de las concesiones de ocupación de dominio público marítimo-terrestre. En relación la este hecho, recordó la conselleira, preocupan tres cuestiones, tal y como se destaca en las alegaciones presentadas codo a codo por la Xunta y como viene insistiendo el Ejecutivo autonómico en diferentes reuniones y encuentros con los sectores afectados.

Una de ellas es el plazo de duración de la concesión habida cuenta la prórroga, pues esta modificación del reglamento pretende que el plazo concesional extraordinario fijado en 75 años se contabilice desde la data inicial de la concesión, y no desde cuando fue tramitada su renovación. En este aspecto, incidió Rosa Quintana, lo que defiende la Administración autonómica es que ese plazo, de 75 años, no incluya lo de la concesión sino únicamente las prórrogas. De lo contrario, advirtió, pondría en riesgo la viabilidad de empresas que diseñaron sus planes empresariales de acuerdo con los plazos anteriormente previstos.

La segunda de las cuestiones que preocupan a la Xunta es el hecho de que se revisen nuevamente los requisitos cumplidos para el otorgamiento de la concesión cuando se tenga que decidir sobre su prórroga. Esto, destacó la conselleira, complicaría el futuro de numerosas instalaciones al incrementar la documentación, el tiempo y los gastos necesarios para renovar o ampliar esas concesiones.

El tercer aspecto que ponen de relieve el Gobierno autonómico sobre la reforma del reglamento de espaldas es que establece además el deber de derivar fuera de la zona de dominio público marítimo-terrestre las actividades que puedan desarrollarse en otro lugar. En este sentido, Rosa Quintana, subrayó que aunque puede ser viable técnicamente, implicaría un encarecimiento de la producción, por lo que puede hacer insostenible a situación económica de algunas empresas al provocar que pierdan rentabilidad.

En esta situación de inseguridad, recordó, hay más de un ciento de empresas de la cadena mar-industria asentadas en el litoral de Galicia, entre las que se encuentran depuradoras, cetáreas fábricas de conservas, etc. Además explicó que estos son algunos de los aspectos destacados en los alegatos presentados por la Xunta. En ellas, expuso Rosa Quintana, el Ejecutivo gallego apuesta por garantizar al máximo el principio de seguridad jurídica para que los distintos operadores afectados no queden expuestos a cambios de criterio arbitrarios. En este sentido, insistió en que deben contar con un escenario claro y preciso para desarrollar su actividad.

Sociedad Cooperativa Gallega Ría de Arosa

La Sociedad Cooperativa Gallega Ría de Arosa tiene sus instalaciones en Abanqueiro, en el ayuntamiento de Boiro, y cuenta con más de 450 socios. Trabaja en diversos proyectos, entre los que destaca la comercialización de toda la producción a través de su propia depuradora, empleando la ecoetiqueta de pesca sostenible de MSC, a lo que se suman desde el año pasado dos puestos en la plaza de abastos de Santiago para vender sus productos bajo el distintivo pescadeRías.

La sociedad cuenta con seis empleados y suele depurar almeja fina, babosa, japonesa y berberecho. También dispone de un criadero y puso en funcionamiento su primera instalación en el año 1997, siendo su producción principal a almeja babosa y la almeja japonesa, además de diversos proyectos con la almeja fina y la ostra. En el año 2018 produjo y depuró más de 19.000 kilos de molusco por un valor de más de 240.000 euros y su facturación total superó los 600.000 euros.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar