No hay suspensión por el riesgo a una condena por posible


El Tribunal Constitucional ha acordado por unanimidad denegar la suspensión solicitada en el recurso de amparo promovido por Jordi Turull y Josep Rull contra el Auto de la Sala Especial del Tribunal Supremo del artículo 61 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, de 13 de septiembre de 2018, por el que se resolvían diversos incidentes de recusación contra varios magistrados de la Sala Penal del Tribunal Supremo. La demanda de amparo interpuesta por los líderes independentistas indicados solicitaba la suspensión de la tramitación de la causa especial 20907/2017 para evitar los graves perjuicios que pueden derivarse del hecho de que el juicio oral se celebrara con cuatro magistrados cuya presencia en la Sala Penal podría vulnerar el artículo 24 de la Constitución. Concretamente, se indica que, para los demandantes de amparo, existe el riesgo de ser condenados a una larga pena de prisión a resultas de un juicio y una sentencia declarados posteriormente nulos por haber sido condenados por magistrados que no eran imparciales.

Hay que tener presente que diversas resoluciones del Tribunal Constitucional que indican que “el perjuicio para que sea irreparable debe ser real y actual, sin que sea posible alegar un daño futuro o hipotético o un simple temor”, sin que, según el Auto del Tribunal Constitucional 88/2018, de 17 de septiembre, pueda “equipararse a la mayor o menor dificultad, molestia o incomodidad para el recurrente”. En este caso, hay que tener presente que “el perjuicio alegado es futuro e hipotético, ya que se fundamenta en un hecho incierto, como es un pronunciamiento condenatorio”, de modo que, al no concurrir el presupuesto necesario para acordar la suspensión de que quede acreditada la existencia de un perjuicio irreparable a los recurrentes que pudiera hacer perder su finalidad al amparo, procede rechazar su solicitud de que se suspenda la tramitación de la causa especial 20907-2017 que se está desarrollando en la Sala Segunda del Tribunal Supremo contra los líderes independentistas catalanes.

Algunos acusados en el proceso por los actos para logra la secesión de Cataluña están asustados porque saben que hay muchas posibilidades de terminar en prisión y su desesperación se está viendo con más claridad cada día que pasa. Sin embargo, les quedará esperanza mientras puedan demandar a España ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar