Un tiburón peregrino localizado en Sanxenxo

Un tiburón peregrino de tres metros de longitud apareció muerto en las redes del pesquero Nuevo Vendaval. El ejemplar, de casi 200 kilos de peso, fue izado a bordo en las redes del barco cuando fueron a recoger el aparato.

Tras alertar al 112 de Emergencias, la tripulación espera ahora que se le pueda practicar la necropsia al animal, para determinar si la causa de su muerte fue precisamente quedar enredado en el aparato del pesquero o tenía problemas previos. El hallazgo del tiburón Peregrino tuvo lugar frente a la playa de Sanxenxo.

El tiburón peregrino no es una especie común en Galicia, a pesar de que se han localizado en numerosas ocasiones. En el año 2015, el submarinista audiovisual Xaime Beiro tuvo a la vez que un grupo de compañeros un inesperado encuentro con un tiburón peregrino ( Cetorhinus maximus) en aguas gallegas, en concreto, en la costa de la parroquia de Muros (A Coruña).

El ejemplar nuevo, de tan sólo unos 3 metros (puede llegar la 10 o a 12), fue grabado mientras se alimentaba filtrando plancton. Después de unos 20 minutos buceando cerca de él, el equipo dejó al tiburón peregrino proseguir su camino mar abierto.

Los avistamientos de tiburóns peregrinos no son muy comunes en Galicia, pero sí se han registrado varias visitas de esta especie en los últimos años. Se trata de un de los tiburóns más espectaculares de cuantos existen. De hecho, es el segundo pescado más grande del océano, por detrás del tiburón ballena ( Rhincodon typus), que puede conseguir los 21 metros de longitud.

El Cetorhinus puede excepcionalmente superar los 12 metros y las 7 toneladas y se mueve principalmente en aguas frías entre los 6º y los 16º C en las franjas norte y sur del Atlántico y del Pacífico.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar