El tiempo de Cuaresma

Hoy miércoles 6 de marzo comienza la Cuaresma, y para los cristianos católicos practicantes como yo este día es muy importante.

Bien es cierto que al ser nuestro país un Estado aconfesional, es decir, aquel que no se adhiere y no reconoce como oficial ninguna religión en concreto, aunque pueda tener acuerdos (colaborativos o de ayuda económica principalmente, como los tiene con la Santa Sede) con ciertas instituciones religiosas, y por lo tanto “no laico” como muchos confunden; lo que me molesta como miembro del credo mayoritario en España, es que ni se mencione en los medios de comunicación ni en las redes sociales, como sí se hace, por ejemplo con el inicio del Ramadán o el inicio del Año Chino, etc.; que me parece muy bien, es que siendo éstas prácticas minoritarias entre nuestra población en donde debemos de cohabitar y aceptarnos todos, sinceramente los cristianos católicos parecemos apestados.

Hace un año, el Centro de Investigaciones Sociológicas con la presidencia de Cristóbal Torres Albero, bajo el mandato gubernamental de Rajoy, es decir, cuando el CIS conservaba su verdadera naturaleza y cuando aún no se había rendido a los pies del actual Gobierno de España (y me duele ya que Tezanos fue mi profesor en la facultad y era un genio del que aprendí mucho y bueno), publicó un estudio sobre la confesionalidad de los españoles y españolas.

Este estudio mostraba los siguientes datos; en febrero de 2018, un 66,9% de los encuestados se definen como católicos, un dato elevado comparando con otros países europeos, excepto Polonia, pero que no ha dejado de descender desde enero de 2006 según los barómetros de dicha institución, y que según la serie histórica recopilada por el instituto sociológico oficial de referencia (entonces, hoy ya no me atrevo a decir lo mismo y eso que he trabajado ahí), en 12 años el número de los españoles que se consideran católicos ha descendido 10,4 puntos, aunque el número de los que se definen como ateos o no creyentes sólo ha aumentado un 6,9%.

Pues bien, la práctica totalidad de estudios sobre la práctica religiosa en España circunscribe al 60% los católicos en nuestro país, entonces yo me pregunto, ¿por qué este ninguneo informativo?

Pues en mi humilde opinión, por la errada confusión de la coexistencia de la religión católica con el régimen del dictador Francisco Franco, que gobernó bajo en Nacional Catolicismo.

Una vez más en España mirando para nuestro ombligo, haciendo oídos sordos a un credo que excede nuestras fronteras y que tuvo su origen hace más de 2000 años.

Pues si nadie lo cuenta, lo cuento yo, aun a sabiendas que me tachen “demodé”, lo que me importa “un bledo”; pero me veo en la tesitura de anunciar que para casi 1.315.000 de personas en el mundo, hoy comienza la Cuaresma, que es el tiempo litúrgico de conversión que dura 40 días.

La Cuaresma comienza el miércoles de Ceniza y termina antes de la Misa de la Cena del Señor del Jueves Santo. A lo largo de este tiempo, sobre todo en la liturgia del domingo, hacemos un esfuerzo por recuperar el ritmo y estilo de verdaderos creyentes que debemos vivir como hijos de Dios.

Respetando como se debe a todas las religiones que hoy coexisten, ya no en el mundo, que también, sino en España y la mayoritaria, me veo en la necesidad de reivindicar esta fecha como día importante en el calendario, aunque para los que publican otras cosas esta parezca una nimiedad; eso sí, a disfrutar todo el mundo de las vacaciones de Semana Santa; y algunos políticos, este año más que nunca por la cercanía de las elecciones, a exhibirse en las procesiones.

Pero eso lo veremos, precisamente cuando termine este período que hoy iniciamos, el tiempo de Cuaresma.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar