El Gobierno considera roto el diálogo con los independentistas catalanes

El Gobierno dio por rota la negociación con ERC y PDECat, tras el rechazo de la última propuesta del Ejecutivo sobre la mesa de partidos acerca del futuro político de Cataluña. La vicepresidenta, Carmen Calvo, explicó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el diálogo ha encallado por la insistencia de los independentistas en que la negociación pase por el derecho de autodeterminación.

«No es aceptable sentarnos a hablar de un referéndum de autodeterminación. El Gobierno tiene el deber de mantener el orden constitucional», dijo Calvo, aunque matizó que el Ejecutivo está dispuesto a «seguir trabajando» sobre las bases de diálogo que ha ofrecido, reflejadas en un documento hecho público ayer y distribuido a los medios de comunicación. «Los partidos que sostienen al Govern tendrán que explicar por qué rechazan una oferta de diálogo bastante razonable», indicó.

En dicho documento el Gobierno apuesta por una mesa de partidos de ámbito «estatal y catalán» con miembros de «cada uno de los grupos políticos con representación en Cataluña» y se ratifica la inclusión de la figura de un relator que «facilite la coordinación de los trabajos», las convocatorias y ayude a «crear las condiciones idóneas para el diálogo».

En relación a las enmiendas a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado – a las que ayer se sumó Ciudadanos, que reclamó su devolución porque están «pactados en la cárcel» entre Junqueras e Iglesias «a cambio de la impunidad de los golpistas», y Coalición Canaria, por «incumplir el Estatuto canario» – Calvo advirtió: «Sin Presupuestos, el tiempo de la legislatura se acorta».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar