Los tribunales condenan al agresor sexual de su mujer tras acusarla de infidelidad

La Sala de lo Civil y Penal del TSXG ha desestimado el recurso contra la sentencia emitida por la sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra en la que condena a nueve años y dos meses de cárcel a un acusado de agredir sexualmente y golpear a su pareja en el domicilio de Vigo que compartían porque creía que le había sido infiel con su jefe.

El TSXG ha rechazado que el fallo de instancia carezca de motivación, tal y como alegaba el procesado. Así, los jueces resaltan que la Audiencia “explicita las concretas razones” por las que llega a la convicción sobre los hechos delictivos y culpabilidad del acusado. “Pese a lo argumentado en el recurso de apelación, la sentencia expone detalladamente por qué el testimonio de la víctima goza de verosimilitud”, subrayan. La afectada, según el fallo del TSXG, ha mantenido la misma versión de los hechos y su testimonio es “persistente, detallado, razonable, lógico y sincero”.

La resolución, por tanto, confirma íntegramente el fallo de la Audiencia Provincial de Pontevedra que impone al sospechoso por el delito de agresión sexual seis años y ocho meses de cárcel, así como cinco años de libertad vigilada; por el de lesiones, dos años; y, por el de maltrato, seis meses.

 

CONDENADO POR INTENTO DE ASESINATO A SU CUÑADO

 

– La sección segunda de la Audiencia Provincial de Lugo ha condenado a ocho años de cárcel a un hombre que en agosto de 2016 intentó asesinar a su cuñado y vecino golpeándolo con una hoz en la cabeza. El tribunal considera acreditado que el sospechoso inició una discusión con la víctima cuando arreglaba su pozo y le propinó por la espalda un golpe con una manguera, tras lo cual le dijo: «Te voy a matar». Instantes después, cuando su cuñado se encontraba en el interior del portal de su casa, el acusado lo atacó con una hoz. Los magistrados destacan en la sentencia que actuó “con ánimo de acabar con su vida”, pues la agresión se produjo “por la espalda” y la víctima no pudo reaccionar. “Le asestó un golpe en la zona de la nuca con la parte cortante de la hoz provocando que cayese al suelo, le propinó una patada y abandonó el lugar de manera inmediata”, relata el tribunal.

Como consecuencia de la agresión, el afectado tiene como secuelas dolores cervicales, limitación de la movilidad de la columna y una cicatriz en la cabeza. La Audiencia también le impuso al sospechoso la prohibición de comunicarse y aproximarse a su cuñado durante 15 años, así como el abono de una indemnización de 29.170 euros. A la hora de dictar la pena, tuvo en cuenta la atenuante de embriaguez, pues el imputado tenía levemente mermadas sus facultades mentales como consecuencia de la ingesta de bebidas alcohólicas.

/

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar