46 nuevas casas nido en el rural para niños de hasta 3 años

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, avanzó que en los próximos días se publicará en el DOG la resolución de la convocatoria de ayudas de 2018 que impulsará la puesta en marcha de 46 nuevas casas nido y elevará a 305 el total de plazas disponibles para niñas y niños de entre 0 y 3 años.

Con la próxima apertura de estos nuevos recursos a favor de la conciliación, Galicia contará con 61 casas nido situadas en distintos ayuntamientos de menos de 5000 habitantes. Respeto al emplazamiento de las nuevas unidades, Feijóo explicó que 7 de ellas se situarán en la provincia de A Coruña, concretamente en los municipios de A Capela, Aranga, Irixoa, Monfero, Santiso, Vilarmaior y Vilasantar. Tres en la provincia de Lugo, en Lo Paramo, Rábade y Triacastela y, las otras cinco restantes, en los ayuntamientos de Petín, Sarreaus, Taboadela, Trasmiras y Vilardevós en la provincia de Ourense. Y lamentó la ausencia de solicitudes por parte de los tres ayuntamientos de Pontevedra que podían optar la este recurso.

Durante su intervención, el presidente @da Xunta se congratuló de la buena acogida que está teniendo este recurso y destacó que está prevista la publicación en la primera mitad de este año de una nueva convocatoria a la que se podrán presentar 36 ayuntamientos. De tal manera, señaló, Galicia podría acabar la década con 76 casas nido en pleno rendimiento.

Además, el titular autonómico destacó que la dicta iniciativa viene a sumarse la un completo paquete de medidas que hacen que en nuestra Comunidad hoy sea más sencillo conciliar del que era hace una década. Entre esa medidas figuran, dijo, las más de 24.000 plazas de guardería sostenidas con fondos públicos, líneas de ayuda para la apertura de escuelas infantiles en los polígonos industriales o recursos como el Bono Concilia, el Bono Cuidado, la Tarjeta Bienvenida y ayudas directas y deducciones fiscales.

AUTOBÚS COMPARTIDO

Por otra parte, Feióo informó de que el Consello de la Xunta autorizó la extensión del modelo de autobús compartido para garantizar la movilidad en medio rural. Esta modalidad hace posible emplear las plazas vacantes de los autobuses escolares para el transporte regular de pasajeros. Feijóo recordó que esto permitió que desde 2017 “300.000 usuarios aprovechasen plazas que anteriormente estaban vedadas para los viajeros normales y que iban vacías en los autobuses escolares”.

Feijóo avanzó que la Xunta va a cumplir el compromiso de renovar “todo el mapa de servicios de autobús interurbano de la comunidad a través del Plan de Transporte Público de Galicia” en el año 2019. El presidente de la Xunta incidió en que ya en la primera fase se reforzará la apuesta por el autobús compartido, de forma que se prevé que esta modalidad consiga cerca del 35% del transporte escolar de la comunidad. “Vamos a licitar 1.917 rutas que llegarán a 280 centros educativos y supondrán 100 contratos”, añadió.

La primera fase, que se someterá a información pública, consolidará la renovación del sistema de transporte público interurbano puesta en marcha en agosto de 2017 en parte del territorio gallego. Quedaría cubierta toda la provincia de Ourense, gran parte de la provincia de Lugo, cerca de la mitad de la de Pontevedra y bastantes zonas de la provincia de A Coruña.

La segunda fase de reorganización de las líneas de transporte de Galicia se hará la finales de 2019 con el objetivo de que “el 55% del total del transporte escolar sea compatible con el transporte de viajeros”.

Feijóo destacó como novedad que, frente a lo que ya está funcionando desde 2017, “la integración del transporte escolar se realizará en función de los centros educativos”. Esto significa que serán compartidas todas las líneas relacionadas con un colegio para facilitar la gestión y atención a los usuarios. De esta forma, dejarán de convivir en un único centro de enseñanza líneas de autobús compartido con otras que no lo son.

La Consellería de Educación conservará sus competencias respecto de la declaración del derecho al transporte por parte de los escolares, así como la organización de las áreas educativas, horarios y jornadas. Además, se garantizará el correcto funcionamiento del transporte de los escolares, blindando la atención de las necesidades del alumnado con respecto a los horarios y paradas.

Desde la puesta en marcha del autobús compartido en 2017 se incrementaron un 37% el número de kilómetros recorridos, se triplicaron el número de paradas y se rebajaron las tarifas, en algunos casos hasta el 80% de abaratamiento. Feijóo destacó que “las encuestas realizadas revelan que 3 de cada 4 ciudadanos consultados evalúan positivamente los servicios de autobús compartido”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar