Acotaciones

** Sin necesidad de cuotas, otra actividad profesional que se feminiza por méritos propios es la médica. Según datos del Ministerio de Sanidad, el 55 por ciento de los especialistas del sistema nacional de salud son mujeres y se calcula que tal presencia llegará en 2030 al 63,7 por ciento. Dominan ampliamente en Pediatría (71 por ciento) y son minoritarias en Urología (21 por ciento). El sábado que viene 14.448 aspirantes optarán a alguna de las 6.513 plazas MIR. De ellos, el 62 por ciento serán mujeres.

Por comunidades autónomas, Madrid es la que cuenta con mayor porcentaje de mujeres médico (63,7 por ciento), mientras que Extremadura cierra el ranking (49,8) y Galicia se queda en mitad de la tabla: 56,3 por ciento; esto es, ocho décimas por encima de la media nacional.

** Una treintena de alcaldes y concejales gallegos apeados de sus cargos por denuncias o simples imputaciones han terminado viendo archivados sus casos o siendo absueltos por la Justicia. Y eso, luego de largas instrucciones y de no pocas sinsabores personales y familiares.

El coste político y de todo orden pagado ha sido enorme para muchos de ellos.  ¿Quién les compensará ahora del calvario sufrido y de la pérdida de imagen pública? ¿Cuántas carreras políticas han quedado truncadas? De ahí lo absurdo de posiciones como la de Ciudadanos exigiendo  desde el minuto uno dimisiones preventivas, sin esperar siquiera al procesamiento formal o a la apertura del juicio oral y llevándose por delante el principio de presunción de inocencia.

** No corren buenos tiempos para la Banca. Las dos grandes entidades financieras nacionales, Santander y BBVA, por motivos muy distintos y de gravedad diferente, están estos días, uno, en todos los comentarios del sector y otro, en la picota de la opinión pública.

Uno, el Santander, por su renuncia   a un fichaje de campanillas para el puesto de consejero delegado de la entidad; un compromiso anunciado a bombo y platillo y presentado como firme un par de meses antes. Y otro, el BBVA, por hallarse inmerso en una de sus peores crisis reputacionales,  con motivo en esta ocasión de la contratación del ex comisario Villarejo, hoy en prisión preventiva, para que espiara y desestabilizara a eventuales compradores de un paquete relevante de acciones del Banco. Un caso este cuya investigación avanza a duras penas. Es de esperar que  no venga a ser María Dolores de Cospedal la única damnificada por las andanzas y servicios clandestinos del ex policía.

** Malos tiempos también para el ministro Ábalos. Dos golpes en poco tiempo a su credibilidad política: se ha quitado del medio en el conflicto de los desquiciados taxistas  y ha visto cómo socios de gobierno le echaron para atrás el decreto ley en materia de vivienda y alquiler; un texto éste, por cierto, que fue al pleno extraordinario del Congreso del pasado 22 junto con otras siete normas de igual rango. ¿Nadie va a parar –me pregunto-  el sistemático atropello de los decretos-ley?

** Están que no caben de gozo en Moncloa. Después del bochorno de Zapatero y las ausencias de Rajoy, por primera vez en la Historia –recuerdan- un presidente del Gobierno español se estrenaba en Davos con una intervención y un sucesivo turno de preguntas exclusivamente en inglés. Desde luego, a falta de pan buenas son tortas.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar