Rodrígo Rato comparece en la Audiencia Nacional por la salida a Bolsa de Bankia

Rodrigo Rato, expresidente de Bankia, ha comparecido esta mañana en la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid) por la salida a Bolsa de Bankia en julio de 2011, mostrándose especialmente beligerante con la actuación del Banco de España, institución dirigida entonces por Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

“El Banco de España nos decía haz esto y haz aquéllo. Nuestras tripas las conocía perfectamente. Tenía 15 personas fijas. Igual que en Bancaja. Fue el Banco de España el que nos impuso el SIP, la inclusión de Bancaja”, ha asegurado Rato, en un tono visiblemente contrariado y tras varios encontronazos con la fiscal Carmen Launa, que solicita para él cinco años de prisión por estafa a inversores.

El expresidente ha asegurado que los alrededor de 4.500 millones que recibió fue la cifra que estipulaba el Real Decreto, del 2% de los activos ponderados por riesgo y que “el Banco de España certificó por carta que con las aportaciones del FROB las entidades teníamos dinero para cubrir dos años de deterioros”. Y ha puntualizado: “los deterioros calculados por el Banco de España”.

Rato ha subrayado que el Banco de España le comunicó que tenía que hacer una serie de ajustes y que así lo hizo. “No tengo constancia de que el Banco de España nos dijese que no lo estuviésemos haciendo. Todos los requerimientos de Bankia y de BFA se cumplieron”, ha espetado. “Nunca se nos hizo saber que algo no se estaba cumpliendo”, ha añadido.

El ex vicepresidente del Gobierno y ex ministro de Economía con José María Aznar ha subrayado que “la única decisión que se tomó al margen del Banco de España fue la cifra de las previsiones. Fuimos más allá, más prudentes de lo que nos exigieron porque veíamos que el ciclo era negativo y dotamos más de 11.000 millones”.

Acusaciones

La Audiencia Nacional ha acordado mantener a todas las acusaciones, incluidas las populares, personadas en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia, lo que permite seguir a la Confederación Intersindical de Crédito (CIC) y la Confederación General del Trabajo (CGT), que piden hasta doce años de cárcel para la treintena de acusados.

Según han explicado fuentes jurídicas, la sección cuarta de la sala de lo Penal ha rechazado casi todas las cuestiones planteadas por las defensas, si bien ha retirado el delito de falsedad contable atribuido a las personas físicas, Bankia, su matriz BFA, y la firma auditora Deloitte, y se ha opuesto a que se incorporen a la causa documentos relacionados con la quiebra de Banco de Valencia.

La Fiscalía acusa a cuatro de los 34 sentados en el banquillo: el expresidente y el exvicepresidente de Bankia, Rodrigo Rato y José Luis Olivas, respectivamente, y los exconsejeros José Manuel Fernández Norniella y Francisco Verdú Pons.

En caso de ser condenado Rato, sumaría esta condena a la que ya cumple en la cárcel de Soto del Real por apropiación indebida en el caso de las ‘tarjetas black’ de Caja Madrid.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar