Vox condiciona el apoyo al PP y a Ciudadanos en Andalucía contra la violencia machista

Vox anunció a través de Santiago Abascal que no dará su apoyo a un gobierno de PP y Ciudadanos en Andalucía si no eliminan, «entre otros», el punto número 84 del acuerdo programático, en el que los dos partidos se comprometen a implementar «con dotación presupuestaria suficiente» todas las medidas incluidas en la ley de prevención y protección integral contra la violencia de género. En su cuenta de Twitter, Vox criticó que PP y Ciudadanos se hayan comprometido a aplicar «las medidas dictadas por la ideología de género y las asociaciones feministas podemitas radicales». El líder de la formación en Andalucía, Francisco Serrano, también se pronunció en su cuenta de Twiter y advirtió a PP y Ciudadanos: «Esos pactos que los suscriban con PSOE y Podemos».

PP y Ciudadanos rechazaron estas exigencias. Así, el presidente del PP, Pablo Casado, afirmó en un tuit que el compromiso de su partido contra la violencia de género es «innegable» Además, recordó que fue su partido el que «estando en el Gobierno promovió el Pacto contra la Violencia de Género, que se dotó con 1.000 millones de euros para luchar y combatir esta lacra por todos condenable». Fuentes del PP andaluz, citadas por EFE, garantizaron que «no se moverá ni una letra» del acuerdo programático firmado con Ciudadanos.

De igual modo, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, rechazó la exigencia de Vox y afirmó que la lucha contra la violencia machista es «una obligación» y que «la libertad y la igualdad no se negocian». Además, subrayó que su partido aplicará el Pacto de Estado contra la Violencia de Género en todas las comunidades en las que gobierne.

Desde el PSOE andaluz, la secretaria de Igualdad y Equidad, Elena Ruiz, emplazó a Ciudadanos a dar una «respuesta rotunda» con el fin de aclarar si «está dispuesto a desproteger a las mujeres andaluzas a cambio de algunos sillones en la Junta». La líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, acusó a Francisco Serrano de plantear unas medidas que «son una clara expresión del carácter misógino, antimujeres y de su complicidad con los asesinatos vinculados a la violencia machista»

Tras la avalancha de reacciones suscitadas, el portavoz de Vox en el Parlamento andaluz, Francisco Serrano, pidió que «no se manipule más, porque nadie condena más que Vox las agresiones a mujeres» y señaló que «nunca van a pedir que acaben las ayudas a mujeres maltratadas». Serrano añadió que lo que piden es que «no haya prejuicios, se respete la presunción de inocencia, la independencia judicial y que se acaben las subvenciones millonarias a asociaciones que fomentan el feminismo supremacista y las imposiciones ideológicas de la izquierda».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar