Concentraciones feministas en el debate de investidura de Andalucía

La primera jornada del debate de investidura estuvo marcada por la concentración convocada por colectivos feministas para protestar por las políticas de Vox, que reunió a varios millares de personas – 2.000 según la cifra oficial, 10.000 según las convocantes – por la mañana ante el Parlamento andaluz y por la tarde en la Plaza Nueva de Sevilla, a la que acudieron unas 3.000. Las manifestaciones se extendieron a todas las capitales andaluzas y a otras ciudades españolas, siendo una de las más concurridas la de la Puerta del Sol de Madrid.

PP, Ciudadanos y Vox calificaron las protestas de «escrache» y lamentaron el apoyo del PSOE a las mismas. El futuro presidente, Juanma Bonilla, indicó que «no era el momento». Para el portavoz de Vox, Francisco Serrano, «no se puede permitir que haya una kale borroka en la puerta del Parlamento». Para el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, «el escrache organizado por el PSOE es la viva imagen de su podemización». La dirigente socialista, Susana Díaz, aseguró compartir los motivos para manifestarse. «No se puede dar ni un paso atrás en la defensa de las mujeres», dijo. La portavoz de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, se comprometió a ser «la voz de la movilización que hoy está en la calle», que consideró «legítima».

LA RAZÓN destaca que la Junta organizó el escrache, con llamadas a la movilización, facilidades para asistir a la misma y la fleta de autobuses, y subraya que Susana Díaz destinó tres millones a «potenciar el asociacionismo de mujeres». ABC resalta que «dirigentes del PSOE-A acuden al escrache contra el cambio». Según EL MUNDO, «el PSOE se apropia de las movilizaciones».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar